Blog 
Exploralmas
RSS - Blog de Susana R. Sousa

El autor

Blog Exploralmas - Susana R. Sousa

Susana R. Sousa

Mitad persona mitad animal, quizás un pez (por lo de piscis) pero no sirena (muy aburrido). Experta en perder el tiempo. Lo que más me pone: los atlas de geografía. Lo que menos: las injusticias. Me fastidian las gotitas líquidas de colores que chorrean cuando comes fruta, pero me encantan las fresa...

Sobre este blog de Sociedad

"Escribo porque no tengo nada que hacer en el mundo: estoy de sobra y no hay lugar para mí en la tierra de los hombres. Escribo por mi desesperación y mi cansancio, ya no soporto la rutina de ser yo, y si no existiese la novedad continua que es escribir, me moriría simbólicamente todos los días...


Archivo

  • 22
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tiempo de rebajas

    Seguramente tengo falta de riego, porque sigo sin entender muy bien la obsesión generalizada por establecer fronteras entre las personas. Y ojo que no hablo de la “necesidad”, sino de la obsesión, que llega, incluso, a querer establecerlas dentro de cada país. No hace falta poner ejemplos. No sé, lo mismo es que están en rebajas.
     

    Desde luego, cuantas más aplicaciones tienen nuestros móviles más gilipollas nos volvemos y menos humanos. Los humanos.  Globalizamos la estupidez y ponemos límites a la inteligencia y al diálogo. Hay fronteras de todo tipo: de hormigón armado y cuchillas, culturales, lingüísticas, sexuales, étnicas, religiosas.  Y si no las hay nos las inventamos. Me da por pensar que unas llevan a las otras y que solo es cuestión de tiempo y de miedo, pero aún así, vaya, que sigo sin entenderlo.  Y no porque no me haya criado con referentes familiares capaces de defender el suelo patrio con argumentos más o menos trillados o tirando de escopeta y sable. Para nada. Tengo primos que podrían convertirse en pelota de goma si así se lo exigiera Interior. Sin embargo, provenir de esa rabiosa estirpe tampoco me hace asimilar, como si fuera un tumor, la salvaguardia de la patria.
     

    Es que a mí lo de “defender el territorio nacional” me recuerda mucho a las películas de Pajares y Esteso, aquellas en las que se elogiaba al macho español y se criticaba lo de fuera, excepto si era para aprovecharse de ello. Normalmente el exterior llegaba en forma de suecas desnudas y dispuestas, a pesar de su exultante belleza, a dejarse sobar por estos señores bajitos y babosos sin pizca de gracia. Y bastante feos. Desde luego, los subsaharianos lo tienen muy crudo si quieren entrar aquí con esa piel tan negra y sin unas buenas tetas. Si fueran suecas muchos les pondrían hasta un piso y si fueran africanos con dinero, como el rey de Marruecos, el Gobierno Central llenaría Madrid de banderitas y lanzarían pétalos de rosa al paso de la comitiva real.
     

    A la conclusión que llego con mi falta de riego ya llegó Quevedo hace cinco siglos: “Poderoso caballero es don dinero”.
     
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook