Blog 
Exploralmas
RSS - Blog de Susana R. Sousa

El autor

Blog Exploralmas - Susana R. Sousa

Susana R. Sousa

Mitad persona mitad animal, quizás un pez (por lo de piscis) pero no sirena (muy aburrido). Experta en perder el tiempo. Lo que más me pone: los atlas de geografía. Lo que menos: las injusticias. Me fastidian las gotitas líquidas de colores que chorrean cuando comes fruta, pero me encantan las fresa...

Sobre este blog de Sociedad

"Escribo porque no tengo nada que hacer en el mundo: estoy de sobra y no hay lugar para mí en la tierra de los hombres. Escribo por mi desesperación y mi cansancio, ya no soporto la rutina de ser yo, y si no existiese la novedad continua que es escribir, me moriría simbólicamente todos los días...


Archivo

  • 13
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Podemos

    Me hacen risa los que dicen, mientras se toman su cervecita en el bar, que el mundo sigue igual, que va a seguir igual y que no hay revolución que valga. Supongo que todos los estallidos sociales que se han ido propagando desde aquella primavera árabe no son lo suficientemente enérgicos como para que esa parte de la población dormida sea consciente de que el mundo se está moviendo. Sin embargo, siento amargar a los que ven la vida pasar como si pasara la bandera, pero la revolución ya está aquí. Da igual la cantidad de candados que coloquen en la puerta de sus casas, el volumen al que eleven tu televisor o lo profunda que entierren su cabeza bajo la tierra: la revolución ya está aquí. Y allí.
     

    En Bosnia el salario medio es de 420 euros y el paro supera el 40%. El capitalismo salvaje ha hecho estallar el descontento de la ciudadanía contra los gobernantes que han puesto en marcha todas las medidas violentas que se les han ocurrido para empobrecerlos. Allí saben que en el mundo hay recursos para que todos vivamos dignamente, lo que ocurre es no se reparten de forma equitativa. En España tampoco, aunque aquí no se ha llegado al nivel de violencia que se ha llegado en Túnez, Egipto o ahora en Bosnia. Para nuestra tranquilidad, y a pesar de lo que escupan ciertos políticos o ciudadanos dúctiles a ellos, la indignación española se ha contenido bastante en su vertiente violenta. Las gentes han demostrado que se pueden reivindicar derechos y presionar de una forma pacífica e incluso con cierto aire festivo, aunque también hemos comprobado que no se puede dejar de insistir. Por suerte para nosotros, hemos convertido la ira en proclamas imaginativas, concentraciones más o menos contundentes y acciones de resistencia bastante sólida, aunque no siempre bien recibida. Ha habido manifestaciones grandiosas, otras más desangeladas,  algunas han terminado con el ruido de las pelotas de goma sobre nuestras cabezas, muchas con detenciones, pero aún no hemos incendiado ningún edificio del Gobierno Regional. Conste que no estoy dando ideas y que por mi podemos seguir como hasta ahora, insistiendo, sobre todo porque ya sabemos que se puede y porque a muchos no nos gusta la alternativa de seguir siendo esclavos de los mercados.
     

    A este punto no está de más mencionar la invitación a “mover ficha” de Juan Carlos Monedero y Pablo Iglesias, aunque solo sea como destello en esta aparente oscuridad que nos quieren imponer. Su propuesta, Podemos, nos anima a convertir la indignación, esa que nos llevó a las calles, en un cambio político real para no perder lo que hemos ganado en estos años gracias al esfuerzo de mucha buena gente. No se trata de una candidatura de partido ni un nuevo partido, sino un movimiento ciudadano. Lo que proponen es un “método”, llevar la política a los barrios y a las casas, poner en práctica las ideas que germinaron con el 15M, devolver el poder al pueblo. Más de 89.000 personas han firmado ya esta propuesta, que se financia con la colaboración voluntaria. ¿Una luz al final del túnel?...

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook