Blog 
Exploralmas
RSS - Blog de Susana R. Sousa

El autor

Blog Exploralmas - Susana R. Sousa

Susana R. Sousa

Mitad persona mitad animal, quizás un pez (por lo de piscis) pero no sirena (muy aburrido). Experta en perder el tiempo. Lo que más me pone: los atlas de geografía. Lo que menos: las injusticias. Me fastidian las gotitas líquidas de colores que chorrean cuando comes fruta, pero me encantan las fresa...

Sobre este blog de Sociedad

"Escribo porque no tengo nada que hacer en el mundo: estoy de sobra y no hay lugar para mí en la tierra de los hombres. Escribo por mi desesperación y mi cansancio, ya no soporto la rutina de ser yo, y si no existiese la novedad continua que es escribir, me moriría simbólicamente todos los días...


Archivo

  • 14
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los cauces de la revolución

    El mes pasado una mujer lanzó un zapato a Hillary Clinton en Las Vegas durante un discurso sobre la gestión de residuos sólidos. El zapato no dio a la ex primera dama, no sabemos si por falta de puntería o porque el gesto solo era un aviso, un aviso de “no te queremos aquí, cerda demócrata”, sin embargo, el hecho está ahí y no es la primera vez que ocurre. Algunos otros anónimos han lanzado objetos más o menos contundentes contra mandatarios y muchos hemos fantaseado con una gesta similar alguna vez. Oriol Clavell, joven periodista de investigación, va más lejos de un simple zapatazo con 'La revolución de los ángeles' y Carlos Tormo, además, le ha puesto banda sonora. Su 'Like we do' es el tema principal de este proyecto financiado a través de crowdfunding  y que, tras más de un año de trabajo, por fin ha salido a la luz. Su estreno en Madrid será en el solar del Mercado de la Cebada el 9 de mayo.

    Estamos ante una potente ficción basada en la realidad más poderosa, otro nuevo germinar de la conciencia colectiva que, según Clavell, será mucho más útil para el cambio de sociedad que las simples movilizaciones. La historia creada por Javier Silvestre nos sitúa en una España futura e imaginaria, aunque absolutamente factible.  La crisis ha llegado a una situación insostenible, el país está en bancarrota y los casos de corrupción se multiplican ya sin ningún pudor por parte de los políticos. La clase media ha desaparecido y la mayoría sobrevive por debajo del umbral de la pobreza. Un día, una enferma terminal asesina al ministro de Sanidad y deja su confesión en Youtube. A partir de ahí, otros asesinatos y confesiones por parte de enfermos terminales se suceden en el resto de país.

    No sé si esta novela convertida en serie puede ser más útil que la simple movilización social, al fin y al cabo es otra expresión más del malestar de la ciudadanía, otra forma de hacer visible la protesta. El hecho de que el estreno de este proyecto en Girona y Andorra, y también el próximo en Madrid, haya pasado desapercibido en los medios de comunicación, es un fuerte indicativo de que es tan “inútil” como una manifestación no publicitada y/o manipulada. Es decir, es un fuerte indicativo de que es útil. Una regla lógica muy simple: lo que no sale en los medios de poder es lo que al poder no le interesa,  si no le interesa es porque lo consideran peligroso y si lo consideran peligroso ya está siendo útil. O puede llegar a serlo (hablamos, por supuesto, de despertar conciencias, no de matar políticos. Ojo).

    Como ocurre con 'Libres', la serie de ocupación rural que sólo se puede ver a través de Internet o proyectada en locales muy específicos. Otro proyecto autofinanciado que tiene ya varios premios en su corta trayectoria (tres fuera de España) y que, sin embargo, los medios de comunicación han ignorado. Que lo ignoren o que no haya una respuesta global no significa que no sea útil, significa que hay que seguir intentándolo, bien para cerrar un ciclo, bien para cambiar el paradigma, bien para encontrar la paz. Nadie sabe qué va a ocurrir, pero lo que parece claro es que estamos a las puertas de algo nuevo. Muchas personas ya hace tiempo que han empezado a pensar como individuos, por sí mismos, y a trabajar como fuertes colectivos. Y aunque a algunos aún les suena raro, por eso de que no hay pelota de fútbol de por medio, ni grandes fortunas al final, todo se andará.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook