Blog 
Exploralmas
RSS - Blog de Susana R. Sousa

El autor

Blog Exploralmas - Susana R. Sousa

Susana R. Sousa

Mitad persona mitad animal, quizás un pez (por lo de piscis) pero no sirena (muy aburrido). Experta en perder el tiempo. Lo que más me pone: los atlas de geografía. Lo que menos: las injusticias. Me fastidian las gotitas líquidas de colores que chorrean cuando comes fruta, pero me encantan las fresa...

Sobre este blog de Sociedad

"Escribo porque no tengo nada que hacer en el mundo: estoy de sobra y no hay lugar para mí en la tierra de los hombres. Escribo por mi desesperación y mi cansancio, ya no soporto la rutina de ser yo, y si no existiese la novedad continua que es escribir, me moriría simbólicamente todos los días...


Archivo

  • 11
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ay, pena, penita, pena

    En 1996, Miguel Blesa, amigo personal de José María Aznar, fue nombrado presidente de Caja Madrid. Su nombramiento fue aprobado con los votos a favor del PP, IU y CCOO. En 2008, Caja Madrid compró el 83% del City National Bank, con sede en Florida por 628 millones de euros. Más adelante compró el 17% restante. Al mismo tiempo de esta compra, Caja Madrid desembolsó 10,5 millones de euros a la inmobiliaria Peña Appraisal Services por la compra de una mansión en Miami. Mansión en la que viviría el representante de Caja Madrid en Florida, Borja Murube. La adquisición de este banco y esta mansión se produce en pleno “tsunami” económico, aunque el Banco de España, conocedor del suceso y a pesar de estar muy disgustado con el mismo, no se opone a él en ningún momento. Por otro lado, Carlos Vela (miembro del Comité Financiero de Caja Madrid) concedió, que se sepa, dos préstamos: uno a la inmobiliaria Martinsa-Fadesa de 1.000 millones de euros y otro de 26,50 millones de euros a Gerardo Díaz Ferrán (ex presidente de la CEOE).


    Miguel Blesa, tras saber que iría a prisión, se ha dedicado a echar balones fuera con eso de que no tenía voto de calidad, algo así como “a mí no me echen las culpas que éramos 20 chorizos en el Consejo de Administración” y después ha intentado dar pena aludiendo al daño que ha causado en su “prestigio” y en su vida personal el juez Silva. Supongo que cuando has realizado operaciones de esa magnitud con dinero que no es tuyo sin ningún tipo de control y en el peor momento para hacerlo, te quedan pocas alternativas de defensa. Y dar pena es una argucia muy extendida entre los banqueros más toreros. Recordemos la pena que daba Mario Conde hablando de su libro, de la muerte y enfermedad de su mujer y de lo mal que lo había pasado sin poder ir a los Fiordos. Queríamos recuperar el tiempo perdido, esos 14 años que nos han tenido alejados, que no hemos podido salir,  porque he estado sin pasaporte. Su primera ilusión era ir a los Fiordos a ver el sol de medianoche. Teníamos todo preparado, ahora que estamos en edad buena -ella 54 años, yo 59-.


    Entiendo que para un banquero torero, manifestar una suerte de analfabetismo (no sabía lo que firmaba, yo pasaba por aquí y tal) no cuela a no ser que seas también Borbón, decir que estás como un cencerro tiene muy poco glamour y confesar la verdad es anti natura. Por eso, dar mucha pena en los medios es la opción más elegante, sin olvidar hacer lo posible por deshabilitar al juez que instruye tu caso.


    Es verdaderamente aberrante lo que ha ocurrido con Caja Madrid, pero a día de hoy son tantos los sucesos aberrantes que ya no sabe una con cual quedarse para echarse unas lágrimas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook