Blog 
ETERNAMENTE INCONFORMISTA
RSS - Blog de Pedro José Ruiz Soriano

El autor

Blog ETERNAMENTE INCONFORMISTA - Pedro José Ruiz Soriano

Pedro José Ruiz Soriano

Pedro José Ruiz. (Mula, Murcia) Maestro especialista en Música y Licenciado en Pedagogía. Músico percusionista. Impaciente. Inmerso en el constante empeño por aprender. Eternamente inconformista. Iniciándome en el mundo activo de la política. Twitter: @pedrojoseruiz

Sobre este blog de Sociedad

En este blog quiero dejar plasmadas mis reflexiones sobre la actualidad política y las experiencias personales que están directamente relacionadas con este mundo. De vez en cuando plasmaré reflexiones sobre otros temas a modo de refrigeración.


Archivo

  • 01
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    El arte de la inhabilitación

    Desgraciadamente, nos hemos malacostumbrado a estar rodeados de obras y proyectos que han costado incluso cinco veces más de lo previsto, que se han terminado pero no tienen utilidad alguna o que, directamente, el alto nivel de especulación que giraba en torno a ellos impidió su conclusión por haber succionado el presupuesto y los recursos cual vampiro sediento de sangre.

    De lo que no nos percatamos es de que esa sangre es dinero y ese dinero es nuestro, de todos, por lo que hay vampiros que, desde hace muchos años, se han dedicado a sustraernos todo aquello que nos pertenece. Nos hemos convertido en unos pacíficos y pasivos espectadores del hurto o de la pésima administración de nuestros propios recursos, cuando sabemos de sobra que el principal desencadenante de todo ello es la posterior falta de dinero para servicios básicos, retocado bajo el maquillaje de la crisis y de, supuestamente, haber vivido por encima de nuestras posibilidades.

    Todos o casi todos tenemos en nuestro entorno rotondas que costaron miles de euros, aeropuertos inutilizados y otras infraestructuras que se conviertieron en un agujero negro de dinero desde su mismísima concepción y proyección, pudriéndose muchas de ellas bajo el sol y empeorando día tras día su situación por encontrarse en un estado de abandono.

    Tras demasiados años esperando a que el político de turno tenga la decencia de reconocer sus errores, cosa que no suele ocurrir, o de que otros políticos obliguen al mal gestor a abandonar su puesto, tal vez haya llegado el momento de ser nosotros quienes empecemos a ponerles los límites a todos estos representantes de la ciudadanía. Esto no se consigue solo a través del voto periódico, sino con la exigencia de que, por ley, aquel representante público cuya gestión haga perder el dinero de todos sea inhabilitado de por vida para desempeñar un cargo político, sea cual sea ese puesto. 

    Como verán, no hago referencia a que esa persona tenga que poner el dinero de su bolsillo para recuperar ese gasto, algo que entraría en otro debate, muy interesante por cierto, de si para ocupar un cargo público se debería exigir una cuantía mínima en concepto de fianza que el político pudiera recuparar al final de su mandato si no ha cometido ninguna mala gestión de nuestros recursos. Lo que principalmente quiero apuntar es que todo aquel que quiera desempeñar un puesto de representación política sepa de antemano que su cargo es temporal y de la mayor responsabilidad, del cual pueda ser revocado por ley si decide seguir la línea chapucera a la que tradicionalmente se han adherido la gran parte de nuestros representantes y para quienes ni el agua caliente es un método eficaz para hacerles entrar en razón y sonrojarles lo más mínimo por cometer día tras día algunas de las mayores irresponsabilidades que alguien puede llevar a cabo cuando se ocupa de administrar el dinero de los demás.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook