Blog 
En segundo plano
RSS - Blog de Jorge Garma

El autor

Blog En segundo plano - Jorge Garma

Jorge Garma

El periodismo y los deportes están unidos desde siempre, desde los relatos orales de los antiguos Juegos Olímpicos a las transmisiones vía tableta o 'smartphone' de la última Eurocopa.

Sobre este blog de Deportes

Los acontecimientos deportivos siempre esconden multitud de lecturas posibles. Aquí trataremos de fijarnos en ellas con la actitud de ofrecer una nueva perspectiva, siempre bajo un prisma periodístico.


Archivo

  • 27
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Vettel, monarca no absoluto

    El Gran Premio de India ha servido para coronar, por cuarto año sucesivo, a Sebastián Vettel como campeón del Mundo de Fórmula 1. Más allá de la discusión de si sus capacidades para el pilotaje están a la altura de Fernando Alonso o de otras grandes referencias históricas de este deporte, lo que sí parece claro es que el alemán domina todo el andamiaje, deportivo y no deportivo, que acompaña a este deporte: conduce el mejor coche dentro de la estructura más eficiente de la Fórmula 1– Red Bull–, sabe recomponerse de los problemas que surgen – su arranque de temporada fue algo dubitativo – y además no parece que tenga enemigos declarados dentro de un mundo, el del Gran Circo, donde las desconfianzas abundan y las amistades escasean. Eso sí, a todo esto hay que añadir el desigual trato que la escudería austríaca ha proporcionado a Mark Webber, un piloto que deja la Fórmula 1 a final de año con la sensación de ser el único que tenía ganas de abandonar la permanente fiesta en la que Red Bull ha vivido los últimos cuatro años. 

    Pese al poderío de Vettel, se sostiene en el ambiente la imagen de que el mando del alemán transmite mayor fragilidad que el que imponía Michael Schumacher. De todas maneras, no parece importarle mucho. Asume que las comparaciones con el ‘Kaiser’ son, cuando menos, tempranas y que prefiere un balance póstumo, aún muy lejano en el tiempo. Como ocurre en este deporte, el debate se torna ahora a las condiciones técnicas que imperarán en el próximo Mundial y que, según avanzan los más entendidos, reforzarán el papel del piloto sobre las cualidades del monoplaza. Será una nueva oportunidad para el Ferrari de Fernando Alonso, que desató la ilusión con dos victorias al comienzo de temporada para ir perdiendo empuje según pasaban las carreras. No obstante, el asturiano ha logrado estrujar su coche de forma que los podios se han convertido en espacio habitual para él. El año que viene, su quinto en la firma italiana, deberá afrontar una mayor competencia interna. El aterrizaje de Raikkonen hará de Ferrari una escudería más temible. Alonso lo sabe y promete batalla.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook