Blog 
En segundo plano
RSS - Blog de Jorge Garma

El autor

Blog En segundo plano - Jorge Garma

Jorge Garma

El periodismo y los deportes están unidos desde siempre, desde los relatos orales de los antiguos Juegos Olímpicos a las transmisiones vía tableta o 'smartphone' de la última Eurocopa.

Sobre este blog de Deportes

Los acontecimientos deportivos siempre esconden multitud de lecturas posibles. Aquí trataremos de fijarnos en ellas con la actitud de ofrecer una nueva perspectiva, siempre bajo un prisma periodístico.


Archivo

  • 10
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Certezas y dudas de España

    El arranque de España en la Eurocopa es de esos partidos que se prestan a la lectura de si uno ve la botella medio llena o medio vacía. Paso a detallar los aspectos que más me han convencido del juego español: 

    1.- Sin renuncias al estilo: Cierto es que era el primer partido y nadie esperaba una disposición distinta a lo que se había visto, pero ni en los peores momentos de atasco España dejó de creer en la viabilidad de lo que hacía.

    2.- Recuperados para la causa: Silva y Cesc fueron los dos futbolistas a los que molestó verse fuera de los esquemas de Del Bosque en Sudáfrica. Pues bien, ni del Bosque se ha olvidado de ellos (faltaría más) ni ellos se han olvidado de jugar al fútbol (ni en sus clubes ni en la selección).

    Si bien las comparaciones, además de odiosas, son básicamente injustas, lo cierto es que Del Bosque quiso situar a Silva en la misma posición que Messi en el Barcelona, eso que se llama en el fútbol moderno falso delantero. Silva lo intentó, pero él se siente más cómodo con alguien delante, ya sea otro centrocampista, como Cesc, un mediapunta o un delantero clásico.  Eso sí, sólo él podía ver el camino para el pase de gol a Cesc. Un gesto sutil que los futbolistas italianos no han visto en años en la Serie A.

    Cesc ha participado de los éxitos de la Eurocopa y el Mundial, pero su ambición trasluce un ansia por disponer de un papel más importante. Bienvenido sea ese espíritu, siempre que no le ofusque y no le sitúe en el camino de una reivindicación constante a cada minuto En cualquier caso, sus llegadas desde atrás abren muchísimas posibilidades a Xavi, Iniesta y el propio Silva.

    3.- Invictos contra el gran rival de grupo: No se ganó, pero la cosa es que se anduvo más cerca de ello que de perder. El juego no era el de otras veces, pero el gol de Di Natale no descompuso a la selección, que antes de recibir el gol ya había emitido señales positivas en el sentido de saber comprender que debía imprimir una velocidad más a su ritmo.

    Pero España transmitió otras incertidumbres que no deben pasarse por alto:

    1.- Puede no bastar con lo de siempre: Ni Irlanda ni Croacia disponen del sentido táctico y la experiencia de los italianos, pero está claro que los entrenadores de todo el mundo se alimentan de videos de la selección española. Sin ningún rubor, conceden la posesión a España y encajan un rompecabezas en el centro del campo de manera que el futbolista español vea rotas las líneas de pase. Eso hace que España, como se vio ante Italia, ralentice su propuesta. Como el requisito siempre es mantener la pelota, se provoca un cierto atasco. Para romper eso, además de las soluciones tácticas,  España necesitará la imaginación de sus mejores jugadores. Iniesta supo entenderlo y capitalizó gran parte del peligro cuando decidió apostar por el desborde y el regate.

    2.- Cierta descoordinación defensiva: Di Natale supo librarse de Piqué en el gol de Italia y Sergio Ramos cometió un error que pudo costarle el gol a España si Balotelli no se hubiera echado la siesta en el área. Se percibió una ligera sensación de desajuste que no fue a mayores porque los centrales mejoraron según avanzaba el partido y porque en la portería sigue habiendo un tal Iker Casillas.

    3.- Torres: El delantero mejoró a España, pero el problema a partir de ahora es que la lupa del entorno se concentre única y exclusivamente en sus prestaciones. El madrileño, al igual que el resto de delanteros, va a ser escrutado hasta el infinito. De cómo maneje esa situación puede depender su evolución y, lógicamente, la de España.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook