Blog 
En Mi Inmodesta Opinión
RSS - Blog de Francisco GMARIN

El autor

Blog En Mi Inmodesta Opinión - Francisco GMARIN

Francisco GMARIN

Un observador de la Realidad, que pretende aguantarle la mirada. Por que tú no observes la realidad no va a dejar ella de observarte a ti; así que mírala, siempre con ánimo crítico e independiente, sin más deudas ni trabas que las que a uno le impongan la educación y la propia conciencia

Sobre este blog de Sociedad

Un Blog de opiniones audaces, mordaces, sagaces, fugaces o tenaces, pero nunca mendaces ni demasiado locuaces, con la única intención de ser perspicaces. (Abstenerse suspicaces)


Archivo

  • 25
    Febrero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Política Economia renta

    UNA PAGUICA


    JUL24

    LA CLÁSICA RENTA BÁSICA (UNA PAGUICA) 

    LA CLÁSICA RENTA BÁSICA (UNA PAGUICA)
    Si hubo alguna vez una edad, era o tiempo, un lugar en donde el supremo interés de algún político fue el  servicio al pueblo, ese lugar, era o tiempo ya está claramente superado, ocupado, conquistado, exterminados o cargados de cadenas sus habitantes y purificado por el fuego para ejemplo y escarmiento de cualquier nuevo político iluso. Desde que se descubrió la democracia y desde que se hizo parlamentaria, el único, exclusivo e indiscutible interés del político es el voto. Nada más y nada menos que el voto.

    Ni siquiera en estos últimos tiempos en los que el mercado es el Dios y la Economía su liturgia, hacer economías les interesa a ninguno. El voto y sólo el voto, ya te digo. Y esa adicción, ese corrupto vicio, yo diría que hace a derechas e izquierdas solaparse en la hora de tomar medidas si el agua del no-voto les llega al cuello. La izquierda, de siempre, ha pensado que el dinero público no es de nadie, que la deuda no hay que pagarla y que la máquina de hacer dinero es el mejor de los videojuegos y una exaltación del movimiento continuo. No esperábamos, sin embargo, de la derecha, que a la hora de anunciar medidas,  apelase también a la clásica renta básica. La de pagar a todo el mundo por el hecho de ser ciudadano (y ciudadana), de nacer, de vivir y de respirar. Bonilla nos sacó del engaño, puesto que la anuncia para Andalucía en su programa electoral y en su partido, además están a dos minutos de bendecirlo. Los que siempre han estado por el ahorro y el trabajo, y por que el enriquecimiento o malvivimiento procedan del esfuerzo de cada uno, tomarán ahora una medida que se carga todo eso. ¿Y por qué? Por conservar el voto.
    Habrá que suponer, espero, que sea para todos, empleados o no, y que a estos se les sume al sueldo similar importe. No vaya a ser que una vez tomada la rentabásica decisión aquel que siga trabajando pase por gilipollas y practicante de la ley del Paná... ¿Qué cual paná? Pues lo de que “si hay que trabajar se trabaja, pero trabajar paná…” Vamos, que salga más rentable no trabajar que hacerlo.

    En fin, que lo de la renta básica, básicamente lo que demuestra es que nuestros políticos son muy básicos y que no es que vendan su voto por un plato de lentejas, sino que es exactamente al revés. Acompañando al plato, naturalmente, con lo que el vulgo subvencionado conoce como “una paguica”

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook