Blog 
En Mi Inmodesta Opinión
RSS - Blog de Francisco GMARIN

El autor

Blog En Mi Inmodesta Opinión - Francisco GMARIN

Francisco GMARIN

Un observador de la Realidad, que pretende aguantarle la mirada. Por que tú no observes la realidad no va a dejar ella de observarte a ti; así que mírala, siempre con ánimo crítico e independiente, sin más deudas ni trabas que las que a uno le impongan la educación y la propia conciencia

Sobre este blog de Sociedad

Un Blog de opiniones audaces, mordaces, sagaces, fugaces o tenaces, pero nunca mendaces ni demasiado locuaces, con la única intención de ser perspicaces. (Abstenerse suspicaces)


Archivo

  • 20
    Noviembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Política cambio PERO NO

    TRITURAN, QUEMAN, DESTRUYEN

     

    TRITURAN, QUEMAN, DESTRUYEN

    Cada vez que las elecciones amenazan alternancias de poder, los españolitos medios, los mediopensionistas, los pensionistos medios y los medioespañolitas,  asistimos a un espectáculo que, pese a su desvergüenza y descaro,  se ha hecho obligado y ritual. Los cargos salientes arramblan con todo el aparato documentario de su gobierno y la montaña de papeles que ha producido. Y salvo las paredes del edificio, poco más respetan. Hasta con las estanterías, ficheros y mobiliario cargan algunos. Inasequibles al desaliento y solidarios en el esfuerzo, los caducados gobiernos de comunidades y ayuntamientos, apenas intuyen que en las urnas serán derrotados,  inician los festejos de lo que llamaremos  "la Semana de la Trituradora". Trituran, queman, destruyen, con la anuencia ovina de un pueblo que es incapaz de pedir a sus representantes un poco de seriedad. Será porque ellos son quienes les  les han elegido.

    Una ley que situara a las fuerzas de seguridad salvaguardando esos documentos y despachos desde la semana anterior a las elecciones a la posterior no vendría mal. Aunque con  muchos papeles y documentos inútiles, destruirlos sea incluso una necesaria rutina, nadie deja de sospechar que, junto con esos,  están triturando en plena huída las pruebas del botín. Porque la gente es mala y además sabia. Que se vea este asunto  como normal solamente se entiende por el hecho de que estamos hablando de España, el país de "No hace falta que me des, tú ponme donde haya" y el "Yo, en su lugar, haría lo mismo" 

    Lo siento pues, no he dicho nada. El  tema aquí es tan inevitable  como frecuente. Tanto y en tal modo que yo creo, en mi inmodesta opinión,  que el calendario electoral debería asumirlo, reconocerlo y establecer tres o cuatro " días de la trituradora" tal y como fija la "jornada de reflexión" Mínimo los dos días posteriores a las votaciones y alguno más si el montante de documentos a destruir así lo aconsejara.  Si no pasa nada, si aquí todo es folklore,  si incluso,  estoy seguro,  la gente se prestaría a colaborar en las tareas de triturado y luego a  jugar con los confetis. Quedaría tan bonito...  

     

     

    TRITURAN, QUEMAN, DESTRUYEN

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook