Blog 
En Mi Inmodesta Opinión
RSS - Blog de Francisco GMARIN

El autor

Blog En Mi Inmodesta Opinión - Francisco GMARIN

Francisco GMARIN

Un observador de la Realidad, que pretende aguantarle la mirada. Por que tú no observes la realidad no va a dejar ella de observarte a ti; así que mírala, siempre con ánimo crítico e independiente, sin más deudas ni trabas que las que a uno le impongan la educación y la propia conciencia

Sobre este blog de Sociedad

Un Blog de opiniones audaces, mordaces, sagaces, fugaces o tenaces, pero nunca mendaces ni demasiado locuaces, con la única intención de ser perspicaces. (Abstenerse suspicaces)


Archivo

  • 19
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    elecciones Carteles sonrisas

    MENOS RISICAS

     

    Me pregunto con qué derecho estos señores de los carteles electorales se pasan todo el rato sonriendo cuando yo paso por delante ,yendo, como diría Hernández, “ de mi corazón a mis asuntos”. Imagine usted que fueran tipos de los de verdad y que cada vez que usted  fuese por la acera, como yo, (del corazón a sus asuntos, o de sus asuntos al corazón, que ese viaje siempre ha de ser de ida y vuelta) ellos estuvieran ahí con sus sonrisitas autosuficientes, cachondeándose. ¿No les habría arreado ya un sopapo? ¿A que sí? Pues eso es a lo que a mí me suena, a cachondeo. Y como no son pocas las veces que ante ellos voy y vengo, a demasiado cachondeo que se hace repetitivo. Algún día me voy a liar a leches  con alguno de esos paneles y me van a encerrar, bien por loco, o por delito electoral, que también es locura.

     

    En serio, amigos, ya casi no respondo de mí. Por no deshonrar a mi honrada familia he tenido que construirme un mapa con rutas alternativas que no incluyan cartelería electoral. Tampoco es fácil. Y es que, repito, un día la lío, y de ahí en adelante mi vida ya no será lo mismo. ¿Pero qué se creen estos?¿Que pienso que su sonrisa  es la de alguien que va a traerme un país- en este caso autonomía- mejor, más controlada  y menos lesiva? Están ahí sonriendo porque a lo que aspiran es  a seguir en o a conseguir ese cacho de poder, ese sillón y esas prebendas, ese sueldo que les solucione la vida. Que yo lo entiendo, mire usted, el mismo podría ser mi caso. Pero, como no lo es, pues me jode que estén ahí, sonriéndose de mí de esa manera.

     

     El ciudadano de pie ya sabe en carne propia que al menos de un 50% de lo que ha pasado en este país tiene la culpa el elefantiásico y derrochador Estado de las Autonomías. Así que menos sonrisitas, colegas, que me conozco. Que me conozco y cualquier día agarro una brocha gorda  y un no menos gordo cubo de pintura y le planto a cada uno la sonrisa del Joker de Batman. Aunque me lleven preso. Total, ya preso de la ira estoy.

     

    Vaya,  que como por aquí solemos decir… ¡Menos risicas!

     

     

    MENOS RISICAS

     

    (Es que me da la rima)

     

     

     

    MENOS RISICAS

     

    Ayer hallé muchas caras sonrientes

    mirando en los carteles con amor

    y fue el verlas y  me dije: Estas gentes...

    ¿se nos estarán burlando, Señor?

     

    ¿Nos habrán tomado por inocentes

     tal como indica el persistente error

    de votar  casi siempre a incompetentes

    y cada vez en cantidad mayor?

     

    Pues ahí están con su cara graciosa

     y desde hace ya más de una semana

      yo tiendo a caminar por otra acera.

     

    Porque encuentro cachondeo en la cosa

    de la eterna  sonrisa casquivana

    (y no quiero formar la pelotera)

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook