Blog 
En Mi Inmodesta Opinión
RSS - Blog de Francisco GMARIN

El autor

Blog En Mi Inmodesta Opinión - Francisco GMARIN

Francisco GMARIN

Un observador de la Realidad, que pretende aguantarle la mirada. Por que tú no observes la realidad no va a dejar ella de observarte a ti; así que mírala, siempre con ánimo crítico e independiente, sin más deudas ni trabas que las que a uno le impongan la educación y la propia conciencia

Sobre este blog de Sociedad

Un Blog de opiniones audaces, mordaces, sagaces, fugaces o tenaces, pero nunca mendaces ni demasiado locuaces, con la única intención de ser perspicaces. (Abstenerse suspicaces)


Archivo

  • 26
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    PUJALTE VISION GURÚ

    HABERLE PREGUNTAO

     

    ¡HABERLE PREGUNTAO!

     

    Corre la voz que tenía Pujalte

    económica visión  destacada;

    permitidme  que entonces  lo resalte

    desde la irritación más indignada.

     

    Que rabie, que grite y hasta que  falte

    por la gran ocasión desperdiciada

    de tener  la Crisis solucionada

    por alguien que da brillo y hasta esmalte

     

    Si él sabía aún  más que los gurús

    ¡haberle preguntao, coño tú!

    y se habría ahorrao  el sufrimiento!

     

    (Este sinvivir del decrecimiento

    y estos mil  infiernos de Belcebú

    los apagaba él en un momento)

     

    HABERLE PREGUNTAO

     

    O SEA, COMO DICIENDO:

     

     

    Lo que no pase en España no pasa en ningún lado. Lo que no pase para mal, claro. España es diferente en lo que tiene de deferente, de asténica y de vaga. De cabalgar siempre entre la desidia y la  más absoluta de las despreocupaciones.

     

    Vean, si no, este caso. Teníamos entre nosotros a alguien (dixit) (confesión de parte) con ”una visón económica privilegiada”. Alguien cuya capacidad de análisis y anticipación al os hechos y profundización en el devenir económico no tenía parangón y era muy superior a la de cualquier gurú americano o europeo. E incluso al sumatorio de capacidades de todos ellos juntos . ¡Y no nos habíamos dado cuenta! Alguien que no necesitaba tener ni tiene nada escrito al respecto, porque se hace valer-y él lo vale- de la expresión y la asesoría oral. Como los rapsodas. Pujalte, el rapsoda. Y aquí, el pueblo y los dirigentes sin tener ni idea, ahí, despistados en parafernalias y ceremonias y risas.

     

    Así fue que vino la crisis y nos pilló en bragas, como una imparable tormenta. Por mucho que la disfrazásemos, la negásemos, la pintásemos de desaceleración o de crecimiento negativo. Que también hace falta tener cara. Vinieron estos años, ya casi una década,  de padecimientos para la mayoría, de apenas supervivencia para muchos, en un mundo donde todos los índices se venían abajo, con gente perdiendo trabajos y hogares, por los recortes en servicios y los aumentos  de impuestos. Porque todo no iba a ser recortar y los de arriba no son gilipollas. Un infierno, repito, en el  que convirtieron a la clase media en baja y la baja en pobre. Bajo el imperio de la austeridad, palabra que ahora hemos sabido es sinónimo de desvergüenza.

     

    ¡Y eso es lo que me tiene indignado! No porque piense que el mundo va a dejar algún día de ser como es; los de arriba seguirán arriba y los de abajo, abajo, siempre, con Crisis o sin ella. Pero… ¡joder! – que le hacen hablar mal a uno-con todo y con eso, mucho de ese sufrimiento se podría haber evitado. No pido que los gobernantes supieran como hacerlo, solo digo que tenían el teléfono de quien sabía.  Pujalte estaba ahí. Y ni para llamarle sirvieron.

     

    “Un hombre con una visión privilegiada de la economía. ¡Él tenía la solución! ¡El os la habría dicho! En un modo claro. ¡Y  oral ¡¡Coño, haberle preguntao!

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook