Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnologia

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 15
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    UN AÑO DESPUÉS

     

    El 19 de enero de 2012 el FBI cerraba Megaupload, un servicio de almacenamiento de ficheros que permitía a los internautas subir archivos (música, películas, documentos de texto, etcétera) y después ser descargados por otros usuarios. Contaba con un modelo básico gratuito que permitía la subida de  hasta 2 GB y descargar contenidos no superiores a 1 GB, así como un servicio de pago -60 euros anuales-  sin límite de subida, descargas de hasta 100 GB y ventajas como bajar varios ficheros de forma simultánea.
    En cuanto se conoció su cierre de Megaupload, los comentarios en las redes sociales se dispararon, convirtiéndolo en “trending topic”, con opiniones variadas y comentarios de todo tipo. Así, mientras las industrias discográficas y cinematográficas aplaudían la decisión, Anonymous tumbaba las webs del Departamento de Justicia de Estados Unidos y de la productora Universal Music.
    Pocas semanas antes de que se cumpliera el primer aniversario de tal acontecimiento, Kim Dotcom –fundador de Megaupload- anunciaba que el 19 de enero de este año se iba a presentar al sucesor, bautizado como Mega, un nuevo servicio que contará con 50 GB de almacenamiento web máximo para subida y descarga de archivos, además de un gestor de descargas integrado para optimizar el proceso. También reflejará la línea de transferencia de archivos, con el nombre del documento, su tamaño, la velocidad de subida y el tiempo de espera estimado. Tal es así, que no se sabe con certeza cuál va a ser la diferencia entre Megaupload y Mega, pero sí se ha resaltado que este último será “algo” 100% legal. El quid podría estar en llevar los contenidos a la Nube y protegerlos mediante un sistema de cifrado en el que los propietarios sean los únicos responsables de su contenido.
    Ahora bien, ¿qué características debería tener esta renovada versión para convencer a los usuarios?, ¿conseguirá  o no ganarse la confianza de estos después del anterior cierre forzado?, ¿evitará que se repita lo mismo que sucedió con Megaupload?, son dudas que empezarán a despejarse en la presentación oficial, que seguro no dejará a nadie indiferente. Según palabras del propio Kim Dotcom. “que nadie espere una conferencia como otras. Ya me conocen. No puedo hacer las cosas simples”.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook