Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnologia

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 09
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿CÓMO DEFENDER EL LIDERATO?

    WhatsApp, el famoso servicio gratuito de mensajería instantánea, que se ha convertido en un hábito de los usuarios con un tráfico  de 2.000 millones de mensajes al día en el mundo (en España se estima que tiene 10 millones de usuarios), no tiene quien le haga sombra por el momento, y eso que en los últimos meses han surgido varias alternativas, entre las que se encuentra Joyn, una aplicación creada por una plataforma de operadores de todo el mundo a la que podrían añadirse fabricantes de teléfonos. Además, existen otros sistemas de mensajería, como el de Blackberry (Blackberry Messenger) o el chat de Google (Gtalk), que tienen el serio inconveniente de que no son universales.

    Lo bueno de WhatsApp es que funciona con cualquier operador y smartphone que tenga conexión a Internet, siendo un servicio muy básico y sencillo, y eso es precisamente lo que buscan los usuarios. Aún así,  si quiere seguir manteniendo su corona a largo plazo, deberá vigilar de cerca las novedades de su competencia. La rapidez con la que evolucionan las nuevas tecnologías, en general, y la telefonía móvil, en particular, podrían poner en riesgo la corona de la aplicación en el futuro.

    ¿Qué pueden hacer los competidores para comer terreno a WhatsApp?  Una vía puede ser que los operadores preinstalen una aplicación alternativa en los teléfonos antes de venderlos, para que los usuarios no tengan la necesidad de  descargársela, como puede hacer Blackberry con su Messenger. Otro camino puede ser el desarrollo de nuevas opciones, como la integración de conversaciones en otros programas, ofreciendo opciones de videoconferencia (que permitan la teleasistencia en el móvil, por ejemplo).

    También es cierto que podría llegar a “pinchar” si se vuelve de pago (si es que esto finalmente ocurre). Ahora bien, WhatsApp tiene muy lejos a todos sus rivales. No creo que surjan grandes innovaciones a corto plazo que le quiten la corona.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook