Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 16
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ... Y A VER QUÉ PASA.

     Esta semana estrenamos rey. Y quedaremos un poco así como en el Vaticano, con un ex emérito y otro nuevecito funcionando. Allí con dos santidades y aquí con dos majestades. No está mal tener uno de recambio para una necesidad. Porque supongo que, al igual que cuando el padre ha estado chungo, el hijo ha obrado de sustituto, ahora se actuará a la recíproca, ¿no?.. Lo digo por rentabilizar la paga, y que se pueda coger el zagal la baja cuando se ponga malico...

    Y vamos a tener una proclamación así como de tapadillo... en plan discreto y sobrío, como para no molestar mucho. Ni siquiera en familia, puesto que el páter no asistirá. Ni tampoco con invitados foráneos para la toma de posesión, ni misa de coronación ni nada... Solo así, como la firma de un contrato por la parte del contratante (gobierno) y la parte contratada (monarquía) y, ¡hala!, a regir...

    A mí, particularmente, tampoco me parece tan mal, la verdad... Yo es que todo el pavorealeo con las cortes llenas de pamelas, fajines, bandas y colgajos pectorales de todas las casas coronadas haciendo el frufrú, parece como que no me gusta mucho... Aún reconociendo que le han hecho la puñeta al Hola y afines, pero bueno...

    Mas no... todo ese perifollo realengo vale una pasta gansa, y es un resíduo decadente de una pompa y un boato ceremonial que no deja de ser un tanto antagónico con la practicidad que debe aplicarse a una monarquía parlamentaria, osea, una monarquía sujeta a un parlamento, y no un parlamento sujeto a una monarquía, por lo que tales prácticas palaciegas no se ajustarían a la realidad.

    Lo que hoy se requiere es que la corona se comprometa y se comporte más con las labores de un primer ministro que con las enjaezaduras de un rey, no sé si me explico... Lo demás resulta accesorio hoy en día.

    Lo que nuestro flamante Felipe VI tiene que hacer es sintonizar más que entronizar. Quitarse el plumerío que adorna las casas reales europeas y ponerse el mono de apretar tornillos. Su padre ha sido un buen comercial, y él está llamado a ser un buen mecánico. Este Estado está en mal estado y le hace falta unos buenos ajustes, pues empieza a perder aceite por las junturas de algunas de sus partes nobles y menos nobles... A ver si se pusiera las pilas e hiciera ver a los chillones y a los ineptos que hay formas de ser y maneras de estar... A ver...

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook