Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 23
    Julio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    VATICANOSA

    VATICANOSA

    El año pasado entraron a funcionar unas nuevas normas contables y fiscales en el Vaticano, impuestas por este último Papa. Más claridad y transparencia en unas cuentas que siempre han sido mafiosas y oscuras como el mismo averno. Fuera las cuentas de blanqueo de capitales, fuera el paraíso fiscal, fuera el refugio de la pasta calabresa, fuera cuentas anónimas y opacas, fuera toda la mierda que la Iglesia protegía... Ya iba siendo hora, si bien, personalmente, yo creo que aún queda mucho bajo las regias alfombras y santos tapices. Muchísimo...

    Bien... Según el nuevo modelo fiscal, el pasado año, Vaticanosa cerró con un déficit de 25,6 millones de euros. De hecho, 1,2 millones más que el año anterior. Y eso que están exentos de impuestos. Pero claro, ya se sabe, nómina alta, el cepillo que ya no funciona como en los buenos tiempos, en que una misa valía tanto como París, y las indulgencias cotizaban en bolsa y al alza... Luego, encima, el tío Paco este con la rebaja y cierre de los chiringuitos de los herederos de Al Capone, socios de toda la vida... así que el negocio comienza a resentirse.

    ...Bueno, siempre según la contabilidad B, de Bárcenus Concilius Máximus, porque en negro... bueno, como dice la chainson, todos los negros tomamos café. Y haberlo, háylo, y mucho, y de la mejor quality. Han aparecido más de mil millones de euros que el Vaticano guardaba (escondía) sin declarar en su balance general. Se ha hecho público en un comunicado del departamento financiero de la Santa Sede la pasada semana. Al menos, ahora no se ocultan los pufos que van apareciendo. Al menos algunos, claro... porque no sabemos la de cajones y colchones que habrá con muchos miles de milones agachapandados, que significa, claro, apandados primero y agachados después, tras las espesas cortinas, púrpuras y purpurados de la Santa Sede.

    El responsable designado por Franciscvs para lavar las sucias finanzas vaticanas, dijo que "en las dependencias había millones de eurosfruto, de patrones establecidos por largo tiempo, lo que se considera una gestión celosa de sus asuntos por no informar de ellos a ninguna oficina contable". Traducido a lengua entendible, que los frutos del euro, ordeñados y ordenados por ciertos patrones largo tiempo ha, se han venido escaqueando como Dios manda...

    Pell, que así se llama el lavamierdas nombrado a tal efecto, dice que "los departamentos habían tenido siempre carta blanca con sus finanzas". Naturalmente, San Clemente... lo que robe tu mano izquierda que no lo sepa la tua derecha, ya se sabe. Ciertos purpúreos aclaran que lo que Pell informa, no se refiere a "fondos ilegales, ilícitos o mal administrados". No, que vá, eso son limosnas... si acaso serán ilegales e ilícitos, pero muy bien administrados.

    La cosa del caso es, ¿qué vá a hacer la nueva vieja iglesia con esos miles de millones perdidos y hallados en el templo?.. It ist the question, querido cofrade... ¿Irán destinados a hacer obras de caridad, o habrá que hacer una obra de caridad con ellos?... Esos pobres, huérfanos y desvalidos euros... Todo menos meterlos en el mismo asilo del que han salido, ¿no..?. Poseso digo yo, tito Paquito...

    MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ - www.escriburgo.com

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook