Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 03
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    UNA HERMOSA LECCIÓN

     Lo que está pasando en Palestina es un horror. Su gente está siendo masacrada por Israel bajo el pretexto de legítima defensa, pero son unas pocas docenas de soldados a cambio de miles de civiles muertos, incluídos cientos, muchos cientos de niños. Son atacados mercados, hospitales, escuelas, barrios... indiscriminadamente. Y se les roba y ocupa sus tierras... impunemente.

    Y el mundo calla. La ONU mira para otro lado y disimula, a pesar de ser bombardeadas sus propias escuelas. Israel es amigo de EE.UU. y de Europa, así que no se clasifica de genocidio lo que, sin duda, lo es. A otros sí, y por mucho menos. Pero al genocida este incluso se le otorgan doctorados honoris causa en cercanas universidades católicas, y miramos para otro lado...

    Sin embargo, entre esta miserable vergüenza mundial, entre este putrefacto estercolero de intereses bañados en sangre inocente, entre esta asquerosa componenda de venerables asesinos, destaca una flor de rara belleza, una flor de extrema pureza.

    Se trata de un colegio en Jerusalem. El Max Rayne.Entre el barrio judío de Patt y el palestino de Beit Saffafa. Allí coexisten seiscientos niños, seiscientos, entre israelíes, palestinos y cristianos. Allí aprenden hebreo y árabe por igual, estudian historia de uno y otro lado, sin tapujos, ni juicios ni prejuicios, y allí nos enseñan una de las lecciones más hermosas de humanidad: no verse como distintos, si no como iguales, no reconocerse como enemigos, si no como hermanos.

    Hacen marchas semanales con camisetas en sus tres idiomas: CAMINAMOS JUNTOS. Recolectan ayudas para los damnificados de Gaza. Dicen estar creando un espacio de convivencia, una nueva generación de ciudadanos limpios, sin sombras, sin reservas, sin odios... Rabinos, curas y ulemas trabajando juntos en un modelo de integración, respeto y aceptación que dá cabida a niños de cualquier estrato social, cultural o confesional.

    Alrededor del colegio, dicen los padres, se ha creado una comunidad de amigos. No es una propuesta educativa que guste a todos - reconocen también - pero es honesta, tremendamente honesta. Allí no se adoctrina en "ísmos", hay espacio de amistad y creatividad. "El de al lado habla y reza distinto, pero no es diferente a ningún otro". Y es que "ese otro es otro yo mismo", declaran abiertamente. "No hay lugar para el rechazo", aseguran.

    Conforta saber que en el reino de la maldad y del odio, del terror y la intransigencia, también existe la más bella de las esperanzas del ser humano.

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook