Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 22
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    TIEMPOS BARATOS, TIEMPOS BASTARDOS.

    TIEMPOS BARATOS, TIEMPOS BASTARDOS.

    Por primera vez en toda mi vida tengo tiempo. Ni siquiera cuando fuí niño, o jóven, tuve la sensación de haber dispuesto de él. Al menos, no era mi tiempo, o así me lo parecía a mí... Dicen que el tiempo es oro, por lo tanto ahora empiezo a ser rico. Un rico pobre, claro. Pero, como tantos, cada día dispongo de un capital de tiempo para gastar que se me ingresa puntualmente en la cuenta corriente de mi existencia. Y así será, supongo, hasta que, dentro de no mucho, ese aparente exceso de tiempo se vuelva contra mí convertido en dolores, peplas, preocupaciones elementales o incapacidades naturales.

    Por eso mismo considero tremendamente injusto que las soluciones macroeconómicas de los grandes estafadores y de los estados en mal estado pasen por atrasar la edad de jubilación de las personas. El ser humano está hecho para disfrutar de su tiempo y no para lamentarse de su falta. Así fué concebido, y esa es la semejanza con su Creador, si es que es cierto que existe tal semejanza, que yo creo que no, que es al revés, al contrario, un invento nuestro para travestir a Dios a semejanza del hombre. De ahí un Dios tremendamente activo, trabajador y ocupado, que no para un momento... aunque el mundo le haya salido un churro.

    Pero, bueno, enfín, sea como fuere, tres años después de haberme jubilado legalmente, me rejubilo realmente. Y lo hago de la última de mis voluntarias prestaciones públicas a la comunidad. Me descargo del último cargo por encargo. Veinte años de Juez de Paz, catorce de presidente de Cáritas, treinta de ídem de Coec... Ya no me queda ninguna responsabilidad graciosamente asumida. A tomar el viento a la farola... Háblame del mar, marinero, y dime que cuenta la caracola. Ahora tengo tiempo, relojero, para escuchar lo que dicen las olas...

    ¡Qué miserable contraste..!. Este tiempo que ahora parece querer aparecer, porque solo es apariencia, a ofrecérseme como una hurí, y que antes he regalado a tantos otros a manos llenas, me ha salido terriblemente caro, me ha sido horriblemente costoso. Tanto, que he quedado agotado de mí mismo y solo por mí mismo, si bien a nadie he de culpar por ello... Pero ya no dispongo de más contenido incontinente que lo que escapa a borbotones de mi propio vacío.

    Me acogeré entonces al consuelo del consejo de un lejano amigo cercano: "Miguel, tú eres tu propio tiempo. El tiempo no es tuyo, el tiempo eres tú... No lo desperdicies o te desperdiciarás a tí mismo". Los ecos del tiempo son el propio eco, es el eco de uno mismo. Ahora ya tan solo me queda todo el tiempo del mundo, pero eso es nada, cero, pues con el pasado me he fabricado un presente que ya tiene agotado el futuro... Ahora, si acaso, tendré que vender al alza el poco resto de lo que mi ignorancia a dilapidado a la baja.

    ¿Alguien me llega a comprender?.. ¿alguno me entiende?.. ¿algún alguién sabe lo que quiero decir?.. Bueno, no os preocupéis, tampoco es que importe mucho...

    www.elescribidor.net MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ www.escriburgo.com

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook