Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 01
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    TECHOS ELECTORALES

    TECHOS ELECTORALES

    A los politólogos les encanta hablar en tiempos de elecciones de techos electorales y toda esa parafernalia que se han montado para vivir de sus predicciones y de las perdiciones... Como el alpiste escasea fuera de los invernaderos urnales, pues tienen que aprovechar cuando hay mucha papeleta por meter, y este año son cuatro los comicios que nos amenazan y amenizan, nada menos. Y como ya se sabe que años de mucho, visperas de ná... posesomesmo.

    Entonces, en este 2015, que abrió la veda con el antojo preparto de la bética Susanica, y aún quedan por venir y parir autonómicas y municipales, catalanas, y generales como traca fin de fiestas, pues es natural que comentaristas, analistas, carteristas y cuentistas de telecháchara no se quiten de la muí lo de los techos electorales por aquí y techos electorales por acullá.

    Y, bueno, puede ser que sí, pero yo pienso que si hay un techo debe haber un suelo, ¿no?.. Vamos, que incluso no puede existir ni techo, y estar al jodido raso, pero suelo siempre tiene que haber uno sobre el que se asiente el puñetero techo... Pero, sin embargo, del suelo no se habla. Yo, al menos, no he oído cascar sobre suelo electoral ninguno ni de nadie. Pero algo debe haber, joer, si no, ¿dónde narices se apoya ningún techo?.. Un amigo polisabio ilumina mi ignorancia supina: un techo es un hecho, un suelo apenas un consuelo. ¡Ah, leches..!.

    Así me entero que el techo electoral de los partidos es el de su base natural (aunque esto, coña, me suene a suelo) más lo que pueda arañar a sus colegas más próximos y aledaños. Y no hay más tela que la que arde ni más peras que las que caen del peral. Ahora lo tengo medianamente - que no meridianamente - claro, nótese la diferencia. Pero esto me sirve como simple apósito para mi propósito, porque, a ver de qué manera se aplica esa fórmula a los partidos que nacen nuevos.

    Que IU, por ejemplo, ha llegado a su techo, parece ser que sí. El problema es que se está quedando hasta sin suelo, pues le está viniendo un corrimiento de tierras que desemboca en el solar de Podemos. Lo mismo parece estar pasando con UPyD con respecto a Ciudadanos, sobre todo en el reino andalusí que te ví... Pero, ¿y con los carcamales de PP y PSOE?..

    Pues me dice mi sabio amigo que lo mismo. Y que las correnterías fluyen hacia sus cuencas naturales, a saber: de la gaviota a los ciudadanos y de la rosa a la coleta... Lo que pasa, me ilustra el buen samaritano, es que estas formaciones antíguas tienen un sedimento de base que las sustenta... ¡Ya..!, y ese sería su suelo, ¿no?.. O su techo, me responde el joío experto.. ¿pero cómo coño va a ser igual el techo que el suelo?.. le increpo un tanto alarmado. Por lo mismo, sentencia muy serio, que tambien se puede juntar el cielo con la tierra, llegado el caso... ¡Válgame el ídem!.. Tenemos partidos políticos sísmicos y cataclísmicos!.. ¡Y yo con estos pelos..!

    Miguel Galindo Sánchez - www.elescribidor.net

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook