Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 17
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SALUD O SANIDAD

     No, no es lo mismo... No es igual salud que sanidad. Y lo digo por aclarar conceptos a los que me han enviado correos con motivo del artículo publicado en la edición impresa de este mismo periódico el pasado día 1/10.

    Salud es una cosa, y sanidad es otra cosa. Y, si bien que estrechamente relacionadas la una con la otra, son asuntos distintos, ideas diferentes. La salud es el estado normal deseable en las personas. La sanidad es el medio para lograrlo. O, cuando menos, lo que procura ayudar a ello, o recobrarla cuando se pierde. Acudimos a la sanidad para que nos enderece la salud cuando ésta se tuerce. Pero no confundamos la una con la otra.

    Ha habido muchas personas que me han preguntado y/o interesado por esa tercera vía de la que hablaba. Efectivamente, constatan que la sanidad pública ya no responde para ciertas necesidades como antes lo hacía. Para un problema de especialidad - salvo urgencias - la persona tiene que esperar muchos meses sufriendo los dolores o incapacidades. Un amigo de este mismo medio, por ejemplo, se ha tirado más de cinco tacos esperando que le vean un asunto de bastón... o no se ya si de muletas. Hablo de unas rodillas jodidas.

    Pues bien, esta tercera vía, permite ver al especialista que necesite en el mismo instante en que lo necesita, rápidamente, sin esperas, por un más que módico precio, muy asequible. Y lo mismo para pruebas, análisis, cirugía... Es el complemento que, cada vez en el tiempo, se hará más necesario al servicio público. Donde no llega el uno, llega el otro. No sustituye nada, pero es una herramienta utilísima que lo complementa. Y muy efectiva, por cierto...

    Por supuesto, quienes pueden permitirse pagar un seguro médico privado no necesita esta tercera vía, esta especie de asociación de usuarios... si bien que hasta cierto punto al menos, ya que también tiene la enorme ventaja de la libre opción de escoger al especialista, y no tiene ni condicionamiento ni penalización por edad, enfermedades crónicas, o cualesquiera otra...

    Este sistema de "pague solo lo que use y pague el mínimo", tiene un nombre que en mi columna de la edición impresa no pude revelar por razones obvias, pero que en un blog no es necesario observar... Y se llama Docorálitas... y es una iniciativa murciana, además... y está funcionando estupendamente bien con una oferta sanitaria realmente seria y fuerte, que se está extendiendo y dando cobertura a través de colaboraciones con empresas, colectivos, asociaciones o directamente con particulares.

    No puedo, ni debo, decir más. Si alguien quiere informarse, es fácil. Que acuda a Doctorálitas. O incluso a mí mismo, si así lo prefieren. Ha raiz de todo esto, me han convencido para ser asesor y colaborador suyo. Y miren ustedes: he aceptado, no tengo porqué ocultarlo. ¿Que entonces esto es una jodida y puñetera publicidad?. Es posible, pero miren, analicen ustedes mismos:  ¿es algo bueno, positivo... ?, pues entonces merece la pena.

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook