Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 22
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    ...PUES CAMBIEMOS

    ...PUES CAMBIEMOS

    Algunas cosas han empezado ya a cambiar. Tras veinte años de un monocromo intenso en que las formas y las maneras se habían vuelto "prepotentes, altaneras y soberbias", por utilizar los mismos calificativos con lo que se ha tropezado el líder murciano de Ciudadanos en sus negociaciones iniciales, y asímismo lo ha calificado en los medios sin cortarse un pelo, el PP comienza a perder votaciones en la Asamblea, incluso su propia presidencia, en esta región nuestra, y se oyen anuncios de reformas en la ley electoral, de limpieza del nepotismo en los altos funcionarios, etc... Un curso acelerado de forzada humildad, diría yo...

    A la nueva alcaldesa de Madrid no le tiembla la fibra a la hora de sentar a la mesa a los banqueros y plantearle cara a cara que suelten la presa del objeto de sus deshaucios. Se nota que no existe detrás ningún clientelismo... O a la flamante ídem de Barcelona, que no se le han caído los anillos en sumarse, participar, mediar y parar uno de esos mismos desahucios, que es lo que hacía antes, incluso enfrentándose a los hipócritas de Ciu que le acusan de oportunismo, cuando ha hecho lo que siempre hizo, y sus críticos fariseos nunca, jamás, hicieron, cuando debían haberlo hecho. Defender al débil y no al corrupto (caso Pujol, por ejemplo).

    Me alegraré mucho que sigan las reformas contundentes por la línea de la limpieza, la honestidad y la justicia. Dios quiera que dure, obre y perdure, y que se afiance y empiecen a desprenderse vendas de los ojos a los que estaban pegadas y pagadas por las pringosas legañas de la acomodación, la insolidaridad, y la espesura de décadas... si no otras adherencias más prensiles y menos sutiles.

    Hay muchas injusticias sangrantes a las que meter mano. Demasiadas quizá. Y muchos agravios. Puede que también demasiados, y lo que sorprende es que uno de los partidos que compartieron apandamiento con el PP, el PSOE, y que hoy se apunta a la línea renovadora, se las vaya dando de limpio y legal, cuando ha participado de los mismo usos y abusos cuando estuvo en el poder.

    Uno de ellos, por ejemplo, es el que el estado roba y estafa a sus viejos, a sus jubilados, y que, de su media por escasa pensión, encima de quitarle poder adquisitivo cada año, también cada mes le cobra por dos veces el mismo impuesto que ya le cobró en su día. Así, con un par de pistolas. Un atraco hecho por el bipartidismo y que dura y perdura hasta el día de hoy. Y es un ejemplo entre tantos otros, aunque, quizá, el más flagrante. El Irpf es un impuesto sobre el rendimiento. Una pensión es el resultado acumulado de toda una vida laboral por el que ya se le desquitó en su día esa misma tasa, y que hoy, al devolvérselo al jubilado en forma de pensión, le vuelven a desquitar lo que ya le cobraron antes. Nos hacen pagar dos veces por los mismos rendimientos. Antes y ahora. Un robo fiscal. Un atraco legal. Una auténtica inmoralidad...

    Y lo es doblemente cuando se sabe que los haberes de los diputados y senadores, por ejemplo, están exhentos de tal impuesto... Ellos no lo pagan, pero los pensionistas lo pagamos por dos veces. Y se está cometiendo cada día contra el colectivo más inerme y vulnerable, con la más absoluta impunidad. Los pensionistas, quizá por ignorancia, o por comodidad, o por cobardía, no sé muy bien porque... callan y se lo tragan con ajo y agua. Pero no por eso deja de ser lo que es: una situación tan abusiva como injusta.

    Por eso mismo hay que combatir a los corruptos y abrir puertas y ventanas para que entre aire fresco y limpio. El olor a podrido apesta ya demasiado. Así que cambiemos esto de una p... vez, ¿o no?..

    www.elescribidor.net MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ www.escriburgo.com 

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook