Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 03
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    POPULISMOS

    POPULISMOS

    “No va a haber un presidente Trump en EE.UU.- El miedo no es lo que mueve a nuestro país”… Palabra de George Clooney en Cannes, donde vino a lo que vino, a fotografiarse, a hacer sus muecas características y a promocionar su nueva película, que es lo suyo… Pero no puede promocionar su país. Si un elemento como Trump está ahí donde está, es porque muchos americanos lo han votado. Eso es así, pese a George. Si nosotros seguimos con la mediocridad de políticos que tenemos y ellos inauguran la monstruosidad de políticos que introducen con ese tipejo, es porque algunos muchos de compatriotas los están aupando...Vamos, digo yo.

                    Al final, es que tampoco somos tan diferentes. Si Trump está donde está es porque en los EE.UU. aún manda, y mucho, esa América profunda, siniestra, la del amo blanco y el linchamiento fácil, al igual que aquí, en Europa, también rezuman las esencias de las ideologías fascistas y nazis, tan parecidas en el fondo y en la forma a la retórica de Trump. Populismos puros. En los últimos años, por ejemplo, EE.UU. ha expulsado a más de 700.000 inmigrantes sin papeles. Esta mala bestia no quiere expulsarlos, quiere exterminarlos, pero su discurso es de aniquilarlos antes o en el momento de su entrada. ¿No es exactamente lo mismo que nosotros estamos haciendo con los que nos vienen?..

                    Entónces, ¿qué c… les criticamos?, ¿de qué puñeta estamos hablando?.. Si la solución “final” que el burro norteaméricano promete es la que ya estamos utilizando aquí, ¿tenemos derecho a decirle qué leches, si puede saberse?.. No me gusta nada escribir esto, pero esa América profunda y los fascismos europeos son lo mismo. Y vivimos tiempos convulsos – a la vista está – en que están resucitando a ambos lados del Atlántico. Fíjense aquí, en los brotes de Austria, Polonia, Hungría, Holanda, la mismísima Alemania… ¡Hombre, sí, pero aquí, en nuestra España cañí, no, tío… ¡.Ya, pero nos plegamos miserablemente a esa política. Además, hay varias formas de disfrazar lo faccioso y diversas maneras de introducir el fascismo… hasta puede levantar el puño. ¡Salud, camaradas!..

                    Lo que pasa es que hemos abandonado el estudio de las humanidades, y despreciamos la historia, o peor aún, la falseamos… Pero la verdadera historia, la auténtica, nos enseña que, en las épocas en que las sociedades se empobrecen, siempre aparecen los populismos salvapatrias que cargan en cabezas de turco los males y miserias de la gente y se predisponen al asalto del poder… Sí, siempre ocurre así.

                    Los poderes financieros (fácticos) han planificado y llevado a cabo una crisis económica mundial que está haciendo peligrar, cuando no desaparecer, la clase media que da estabilidad a las sociedades. Surge el miedo, la defensa a ultranza de lo conseguido, y entonces emergen los políticos populistas disfrazados de derecha o izquierda ortodoxas, que se encargan de jalear ese temor con su lenguaje directo y violento, y a ofrecerse como solucionadores. Dicen todo aquello que la gente quiere oír, y la gente pica, y les vota, y les sigue como a los iluminados, como las ratas al flautista de Hamelín… Aquí, en América, y en Sanserenín de Monte Pelado. Diga el cafetero de Clooney lo que diga… Al fín y al cabo, él es tan solo que un privilegiado, un ídolo. Y los ídolos guardan su parcela… exactamente igual que los populistas…

    MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ /// www.escriburgo.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook