Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 10
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    PERROS RABIOSOS

    PERROS RABIOSOS

    El otro día, Felipe González escribió un artículo en el periódico El País, modelo carta abierta a Cataluña, y redactada desde la cordura, el diálogo, la educación, el respeto, la lógica, el sentido común… o así me lo pareció a mí, pero tremendamente real y realista. Una columna editorial que podría haber suscrito cualquier persona, político o no, cualquier ciudadano de cualquier ideología o estatus de este país.

    Pues bien, los aliados de Más le respondieron como perros rabiosos. Con descalificaciones y escupitajos innobles. Como no podían rebatir ni un solo punto, ni una sola coma, ni una sola tilde, de su escrito, se cebaron en ataques personales. Es hasta cierto punto lógico. El único enemigo de lo racional es lo irracional, y ante la falta de razonamientos sobresale la irracionalidad de los seres irracionales. De tal forma y manera que varios dirigentes de Convergencia y de ERC, así como algunos candidatos de la lista única Junts pel sí, sin argumentario alguno, como Carme Forcadell, acusó al expresidente de estar “desprestigiado”, o como el coordinador general de Convergenci, Josep Rull, que lo llamó “impresentable”…

    A mí me llama mucho la atención las personas que exigen respeto para lo suyo, pero que, a la vez, no respetan a nadie. Las que claman por un tipo de democracia que están dispuestos a violar sin contemplaciones si los demás no se pliegan a sus intereses y exigencias. Las que emplean un desvergonzado victimismo a la vez y al mismo tiempo que extorsionan, chantajean y falsean cuanto está a su alcance para lograr sus dudosos objetivos. Las que plantean un unilateral derecho a decidir pero negando todos los derechos de los que no opinan igual.

    Sí, la verdad es que me llaman mucho la atención. Independiente de los motivos son las maneras, las formas y las fórmulas. Es exactamente igual – salvando las distancias – que el fanatismo del EI, que quiere imponer al todo el deseo de solo una parte. Es lo mismo, en esencia, que cualquier tipo de fundamentalismo, que solo ve, siente y comprende a través de sus mezquinos y estrechos intereses, y desprecian todo lo que no se doblegue a los mismos. Puro fanatismo.

    Cuando veo estas boutades por parte de personas metidas a políticos, me doy cuenta de lo falsa, podrida y esperpéntica que puede llegar a ser la política. Que sujetos capaces de tal ineptitud ostenten cargos públicos y de responsabilidad es solo comparable a hacer guardia armado a un tarado mental. Deberían existir leyes, controles, normas que impidiesen a los partidos elevar a los poderes públicos a zombies ciegos y obedientes a la voz de su amo. Aunque al partidismo le convenga mucho tener estos elementos a mano…

    Los perros rabioso que ladran desaforadamente a todo lo que se mueve (esta vez, Felipe González) están dentro y fuera de Cataluña, en unos partidos y en otros. Y están puestos y dispuestos ahí para eso, para ladrar, morder y atacar. Es como el falangismo, las SS, los camisas negras… Lo que pasa es que también muerde a la sociedad que los alimenta, e incluso pueden llegar a morder a su propio amo si así se tercia. A mí, la verdad, como ciudadano, no me gusta estar representado por perros rabiosos… ¿Y a ustedes..?

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook