Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 08
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    OLÉ TOGUEGO..!

    OLÉ TOGUEGO..!

    Leo a un crítico taurino que empieza la Feria de Madrid en las Ventas, y que "la fiesta, en plena decadencia, seguirá agonizando... en consonancia con los cien toros que...", etc. etc. Y habla que si el tinglado del toro cada día es más ruína, y todo eso... Óigan, que yo no sabía que esto también estaba en crisis. Como no soy afisionao, pues no estaba yo al tanto. Pues, hombre, lo siento por un par de cosas: porque tengo amigos que sí lo son, y por jorobar al catalanismo. Pero he de reconocer que me alegro por los toros.

    Y me alegro por ellos, porque los humanos les hacemos trampas, los manipulamos porque no tenemos los redaños suficientes como para enfrentarnos a tan noble animal de igual a igual, sin ventajas viles y ruines amaños. Porque, aparte el afeitado de los pitones y el deslomarle los riñones dejándoles caer sacos terreros a fin de restarles bravura al no poder sumársela al torero, me dicen, y me cuentan los que saben, que también los están sometiendo a una especie de ingeniería genética que conserve la estampa pero le quite parte del empuje... Y eso, si bien menos brutal y animal que lo del afeitado y el deslomado, pero me parece bastante degradante y muy poco ético.

    Lo que pasa es que en esto es como en todo, o casi todo... Que lo que mandan son los intereses económicos. Y aquí hay mucho negocio montado alrededor de un traje de luces, y de ganaderías, y de dehesas (y mucho pelo de ídem), y de latifundios, y de familias jesulineras por peteneras... Así que si hay que fabricar toros con casta a la carta, pues se fabrican, y que la apariencia siga brindando tardes de falsa gloria pero de verdadera sangre. El trapío y el valor viene incluído y medido en el pack.

    Pero si este crítico que dijo en El País lo que dijo lleva razón, y la fiesta está de siesta, o sea, que está en crisis, o usando sus mismas palabras en franca decadencia, cuando se ha querido apuntalar desde la política oficial como de interés cultura, y nacional, y de talytal, y lo que háyga falta faltaría más... Y a las plazas les nacen calvas en ferias, y viene la desgana y el desinterés o abandono, o el no poder, o no querer, seguir escurriéndose el bolsillo en mantenerla sus fans, pues...

    ...La cosa se puede poner un tanto fea. No es lo mío, ni me gusta, ni me vá. Y eso, a pesar del intento de mi padre, que me llevó a ver a Julio Aparicio, y me pasé la corrida mirando a un cercano señor de barba blanca y puro negro, muy peculiar, y que luego resultó ser Ernst Hemingway. Cosas de la vida. Al final, me aficioné a la literatura, pero no a los toros...

    Pero que digo que, a pesar de ello, y por lo que pueda deber a la intentona de mi padre, pues que se me ocurre ayudarla al menos con una idea. Y es la sponsorización. Menos luces, brillos y lentejuelas en el traje y más etiquetas de marcas. Como los de las motos y los coches que las llevan hasta en la bragueta. Que la montera en el momento del brindis, es cojonuda para leer CocaCola. Por ejemplo. Y no me diga ná del capote: el cortinglés por un lado y líneadirecta por el otro. Hasta el morlanco puede salir con el pecho y los cuartos traseros tunneados con anuncios. Los cuernos, las banderillas y el estoque serían zonas vips publicit´ys. Un paston sacarían... Ahí queda eso... De ná, compaeres, de ná...

    www.elescribidor.net - Miguel Galindo Sánchez - www.escriburgo.com

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook