Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Autodidacta integral de posguerra. Fué comerciante y chamarilero. Es columnista habitual de periódicos como La Opinión, MurciaEconomía, WordPress, MurciaRegión, etc...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web perso


Archivo

  • 15
    Marzo
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    NO TODO ES MALO

    NO TODO ES MALO

    En el contencioso catalán no todo es malo. Hay que hacer un esfuerzo en buscar lo positivo para no caer en el pesimismo y en el desánimo. Y es que todo problema, por grave que sea, tiene sus… llamémosle “beneficios colaterales”, como los definiría el prestigioso columnista Félix de Anzúa. Y la cuestión catalana, por enquistada que se vea, tiene, al menos, un par o tres de cosas buenas y positivas, a saber:

                Una es que Rajoy, y el PP por referencia y deferencia, se han dado cuenta de que las resoluciones del Tribunal Supremo, como las del Constitucional, deben cumplirse sí o sí. Ellos mismos, también. Y es que, aunque parezca que no, hasta ahora los del bipartidismo tradicional (la pareja de baile PP y PSOE) estaban muy asentados en el predominio supremacista vasco y catalán, que utilizaban cómodamente en apoyos y pactos para sus negocietes y chanchullos clientelares. Los nacionalistas siempre fueron los socios ideales para intercambiar los cromos del apoltronamiento, por ejemplo: tú me apoyas en los presupuestos y yo hago la vista gorda con lo de la lengua vehicular… a un suponer o a mal señalar.

                Otra ventaja añadida es alertar a los que no se resignan a vivir bajo la tiranía de tales apaños. Por eso mismo que Ciudadanos, el partido de Rivera, nacido además en Barcelona, está obteniendo los mejores resultados actuales, a costa de un Iceta bailarín a cargo de un falso, opaco, confuso, turbio y nada de fiar PSC, al socaire de un desnortado Sánchez, y de un ciego, romo, espeso y obtuso PP, además de encabezar las encuestas en intención de voto. No solo está subiendo en su difícil autonomía, sino que también está despegando en las nacionales. Y eso les hacía mucha falta a los dos que se repartían la prepotencia de tácito acuerdo y casi que por turnos.

                Y la tercera, y no pequeña, es que los fanáticos independentistas y los del fundamentalismo barretino, o sea, de los que barren con tino (pero sin freno), y toda su caterva de sinvergüenzas, iluminados y delincuentes, están mostrando ante las instituciones europeas, mejor que antes y mejor que nunca, la calaña y el jaez de su patriotismo. Se ha descubierto cuáles son sus auténticos socios y donde reside su apoyo europeo: en los peores nazis y xenófobos del continente. Y han demostrado que están dispuestos a cargarse y hundir Cataluña con tal de seguir subidos al poder. Ese es su sentido de la democracia. Y ya todo el mundo internacionalmente los conoce como son.

                Por eso mismo creo – y quiero creer – que cuando toda esta envenenada marejada pase, y el oleaje desaforado comienza a remitir, es posible que nos encontremos que estamos mejor que antes en algunas cosas y casos, y que tengamos una más despejada perspectiva del hoy tan desgraciado asunto. Al final será lo que es en realidad. Puigdemont y su caterva de iluminados intentaron un golpe de estado contra el Estado. Por raro que suene. Y contra toda legalidad. No les salió como esperaban y querían. Los que no han salido huyendo están siendo procesados como corresponde a derecho, y cada cual intenta salvar su pellejo y responsabilidad como sabe y puede ante la justicia. Menos los fugados, claro, y los manejados por financiados…

                Pero todo se andará… De todo esto nada más me preocupa una sola cosa: las urnas. Al final, solo nosotros votamos, y solo nosotros decidimos. De hacerlo bien a hacerlo mal es el todo o nada. Y así es como se escribe la historia. Lo miremos como lo miremos, solo de nosotros depende lo que solo a nosotros sorprende.

    MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ / www.escriburgo.com / suscríbase gratis a estas news, facilitando su e-mail en miguel@galindofi.com Siga sus programas en www.radiotorrepacheco.es directo, Youtube o Facebook

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook