Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 30
    Marzo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    MUERTOS

    MUERTOS

    Naturalmente que me duelen, y mucho, los muertos del atentado de Bruselas. Por supuesto que los siento y los deploro. Claro que me uno a todos los actos de duelo, homenaje, desagravio y luto que siguen a todo esto. Pero también me pregunto si los cientos de víctimas a las que cada día estas mismas fieras descerebradas matan en el cono sur africano, en Siria, Afganistán o Líbano, o allí donde están asentados, merecen las mismas manifestaciones, o no. Al igual que los (niños incluídos) que están muriendo en nuestras fronteras de abandono y rechazo, merecen o no esos mismos actos de respeto y condolencia con que honramos a los nuestros. Es que no los veo en la misma medida, proporción y consideración por ningún lado…

                    Y no me gusta nada hacerme esa pregunta, porque me gusta aún menos la respuesta que me doy a mí mismo. No son nuestros muertos. Son otros muertos… o los muertos de otros. Y yo honro y lloro a los míos solo, que son los que más me duelen. No… no son los mismos muertos. Los que mueren a las puertas no son los mismos muertos que los que mueren dentro. A lo mejor, o a lo peor, es eso mismo y no la calidad de los muertos… Puede que sea la proximidad o lejanía, en la sangre y/o en la distancia… Que los lobos maten fuera no es lo mismo que se metan en nuestra propia cocina. No, no es igual…

                    …Y entonces, quizá, puede ser… que no sea cuestión de muertos más sentidos y muertos menos sentidos, si no de preocupación, de miedo, de no sentirnos seguros nosotros mismos ni a los nuestros en nuestra propia casa. De que no es lo mismo tenerlos aquí dentro que dejarlos que actúen ahí fuera. De que no es igual que se maten entre ellos o a los suyos que vengan a matarnos a nosotros aquí, a nuestra propia tierra. Y puede, entonces, que no sea cosa étnica, aunque también, si no geográfica…

                    Pero igual pienso otras cosas, como ¿quién arma a las fieras?.. ¿y con qué impunidad?.. ¿y de dónde reciben la financiación?.. ¿y qué moneda usan a cambio?.. ¿y quiénes les comprayvenden a través de esa moneda?.. Y me parece entender que son los mismos que nos organizan las honras fúnebres de nuestros muertos y las lloran con lágrimas de cocodrilo, y los mismos que se rasgan las vestiduras y se mesan clamorosamente los cabellos al tiempo que atizan los caballos…

                    Occidente es tremendamente injusto, egoísta e insolidario. Es cierto. Y supone también una tremenda y nefasta excusa, a la vez que diana, para los fanáticos teledirigidos. Es verdad. Pero no es menos verdad y cierto que nuestros muy altos líderes actúan con una doble moral de estrategia oscura e intereses manchados de sangre. Y a ellos les dá igual que la sangre sea de inocentes mientras no sea la suya propia, y utilizan esas propias instancias de representación y poder para la venta y el negocio de armas. Vende bien y no importa a quién. Hablan de patria, de valores y de cultura, pero solo actúan en defensa de sus cuentas de resultados. Aunque los resultados de sus actos no cuadren moralmente con el resultado de sus cuentas.

    MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ // www.escriburgo.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook