Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 04
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    MARIANO DIXIT

    MARIANO DIXIT

    Palabra de Rajoy: "Las cifras de la Epa, - ¡epa ya..! -, son buenas, sin ambages y sin objecciones"... Hombre, Marianico, eso es pura autocomplacencia. Claro que tienen objecciones y ambages, coña... Si hay 13.100 desocupados menos, tampoco es menos cierto que en el primer trimestre del año se han destruído 114.300 empleos. Pero él prosigue su marcha triunfal: "confirma la evolución cada vez más positiva de la economía, con menos paro, más empleo y de mejor calidad..:".

    ... Tampoco te pases, titi, que se nota demasiado que estás pidiendo descaradamente un voto que no te mereces. De esas tres afirmaciones, al menos dos son falsas. Absolutamente falsas. Una, que la tasa de desempleo no baja ni de coña aunque tú te empeñes en que sí. Es más, hasta ha subido un pelo. Y la otra, lo del empleo de calidad... ¿será una broma, no?.. Lo que se crea es inestable, temporal, circunstancial y mal, muy mal pagado. Por eso, decir que la Epa es cojonuda, cuando sus últimas cifras son de desinfle, es ser tendencioso con la realidad, o si acaso, practicar el ilusionismo con una chistera sin conejo.

    Lo cierto y verdadero, maestro armero, es que son un tanto decepcionantes. Y engañosas por lo maquilladas, si no falseadas. Porque la caída del paro se debe principalmente, y entre otras cosas, al preocupante descenso de la población activa. Y claro, eso camufla los datos. Cientos de miles de inmigrantes han regresado a sus casas, precisamente por la falta de trabajo, no por el repunte. Súmale, mejor dicho, réstale, la decrecencia en natalidad y los borrados de la lista del paro porque ya ni cobran ni existen, y por lo tanto no cuentan, y lo del ilusionismo del autoempleo, que es un decorado de cartón-piedra, y sale lo que sale: que no es que haya más trabajo, si no menos gente para el trabajo que hay. Pero el desempleo es el que es: el mismo, si no más...

    Esto es, a mal comparar, como aquel hospital en que sus directores médicos salen muy puestos ellos a dar el parte, en el que nos cuentan que se vá reduciendo paulatinamente el número de enfermos, y, sí, es verdad según las matemáticas... Pero luego, algún celador mala follá nos avisa por lo bajini... Óigan, sí, que es cierto, pero porque se nos mueren los pacientes a chorro, y no es que se les dé el alta, es que se les dá de baja... Por eso quedan cada vez menos enfermos, no te jode...

    Pues con esto pasa algo parecido. La trompetera mayor de la cosa, Fátima Báñez, que le ponen los números delante para que los lea aunque no los entienda ni sepa explicarlos, soltó que "por primera vez hay creación de empleo en el primer trimestre"... Ya. Pero calló el que se había destruído. El tatachín es un brindis al sol. Un deseo más que un hecho, un truco más que una realidad. Hay algo que es tan innegable como inevitable, y es que la temporalidad no es fiabilidad. El mercado de empleo es tan inestable como volátil, y va de la navidad a la semana santa, y de las procesiones a la calorina, con sus picos y bajadas y su tararí que te ví Mariví...

    ... De pascuas a ramos, y corre que nos vamos. Nos lo ha advertido el FMI: fiar el empleo al servicio de una estacionalidad (turismo) y no a la continuada de una producción, es inestable, arriesgado y peligroso. Lo que pasa, señá Tomasa, es que estas advertencias no se publican. Se callan, se disimulan, se esconden en minúsculas columnas... Solo se magnifican como aleluyas los palicos en la espalda.

    Enfín... cuando pase santa urna bendita, que entre los santos tontos estás escrita... santa urna saturna, las verdades se tornarán realidades. Y entonces verá la tuerta los espárragos.... los auténticos.

    Miguel Galindo Sánchez - www.elescribidor.net / www.escriburgo.com

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook