Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 28
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    MAL ASUNTO...

    MAL ASUNTO...

    El último informe de la OCDE lleva por nombre un título inquietante: “Enigmas e Incertidumbres”. Mala cama tiene el perro cuando los ecónomos de altos vuelos bautizan así sus previsiones de futuro inmediato. Y es que define la situación de la economía europea como “decepcionante”. Justo así lo dice y justo así mismo lo pone: decepcionante… Mal asunto me barrunto, y así lo pongo al punto, que diría el versista.

                    Y así es. A pesar del descenso del precio del petróleo y de la política monetaria acomodaticia del BCE, que pone el costo del dinero a un nivel irrisorio, la previsión del crecimiento para la zona euro en este año de gloria rajoyera y volteo de campanas made in Spain, es del 1,6%. Una miseria. Pero es que para el próximo año lo sitúa en el 1,9%. Para los que no sepan: dos décimas menos por debajo de la última previsión, también a la baja. O sea, vamos des-crescendo y de capa caída… y raída.

                    La cuestión es porqué, tras el batacazo económico mundial que provocó la crisis de Alí Babá y sus ladrones, EE.UU. está despegando y presenta sus mejores expectativas, mientras la zona europea está estancada, o, cuando menos, atascada en un crecimiento lento y empobrecedor. Y ahí están todos los economistas galácticos del orbe haciendo sus cábalas y montándose sus explicaciones altamente razonadas, cualificadas y condimentadas, con sus macroporquesíes y sus macroporquenoes y demás parafernalia, y no barata precisamente.

                    Hombre… yo apenas si me enseñaron la cuenta de la vieja y cuatro rudimentos más. Por no tener, no tengo ni el título de contador de dedos, que ya es elementalidad, ya… pero alguna idea sí que tengo, pues un buen maestro de escuela sí que tuve. Y que dos más dos son cuatro, si es que aún siguen siendo cuatro, aunque sean tres más uno, eso sí que lo sé… eso sí que viene en mi libro…

                    …Y a lo mejor es porque los americanos han acompañado sus bajos intereses del money con políticas fiscales expansivas… ya saben, inversiones públicas y todo eso de apoyar el crecimiento, mientras que nosotros aquí, en Europa, seguimos atrapados en una austeridad suicida… ¿Alguien puede decirme para qué un dinero barato si no es para invertirlo..? (salvo que sea para engordar ciertos siniestros bolsillos, claro). Una empresa en dificultades no se salva solo con no gastar, si no también gastando en lo único importante en que tiene que gastar: en la inversión acertada que le ayude a mover su economía, no a paralizarla. Eso es tan básico como el dos más dos…

                    Otra cosa es otra cosa, y son los gobiernos y los bancos. Europa no es EE.UU., y no existe una unión política ni fiscal. Así que cuando un gobierno está comprado por los sistemas financieros, los incentivos económicos se quedan en los bancos. Con ellos pagan su propia deuda, tapan sus propios agujeros negros, pero no llegan a los mercados, ni a las familias, ni a los negocios, ni a la gente… y no se traduce en empleo estable y de calidad que, a su vez, garantiza el consumo y el pago de impuestos… Dos más dos, amigo mío.

                    Esto último es lo que pasa, por mal ejemplo, en este ruinoso país nuestro. Así que feo asunto el del último informe de la OCDE. Si Europa se estanca, España se despeña. A pesar de que Mariano diga que somos la reina de los mares y estamos que nos salimos… Sí, pero del tiesto. Su idiotez soltada en Alemania: “somos el motor de Europa”, en realidad quiere decir que somos los conguitos de Europa. Y los vendidos a los buitres carroñeros, también. Pues olé..

    MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ – www.escriburgo.es

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook