Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 17
    Marzo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    LO QUE HAY QUE PONER

    LO QUE HAY QUE PONER

    El haber sido durante más de 20 años Juez de Paz de mi pueblo, Torre-Pacheco, me concede el dudoso privilegio de que le gente me para por la calle, y, entre el respeto y la confianza, que es un espacio donde todo cabe, me cuenten sus cuitas, o preocupaciones, o evacue sus consultas, o quejas, o denuncias, o simples comentarios. Más aún cuando afecta a lo público.

                    Como, por ejemplo, el Parque de la Constitución de la localidad, que hace mucho tiempo vengo recorriendo, y que, a modo coloquial, yo rebauticé en su día como Camel´s Park, porque, a cada vez mayor espacio de horas, te lo encuentras como lugar escogido y descarado de los oficiantes en el comercio del porro, si es que la cosa que ahí, naturalmente… Y todo ello, a la luz del día y con total y absoluta impunidad.

                    El otro día, en mi caminata diaria, unos vecinos me confesaban su desconfianza en políticos y autoridades (fuerza pública). Sabían perfectamente donde se situaban – tampoco es un misterio para nadie – en qué lugares enterraban los pequeños alijos, incluso cual es el establecimiento centralizado donde se expende a los distribuidores. Según me contaron, lo habían denunciado a la Guardia Civil y a la Policía Municipal, pero la primera había enviado un solo coche con un solo guardia a patrullar el día siguiente, de lo que yo mismo fui testigo, y la segunda, me informaron, pasaban casi nunca, y casi siempre mirando para otro lado…

                    Les aconsejé que recogieran firmas denunciando tal estado de cosas, brindándome incluso a redactarles el documento y asesorarles las instancias a que elevarlas y cómo hacerlo, pero me contestaron que era un barrio donde muchos vecinos estaban atemorizados por miedo a las represalias y a los ajustes de cuentas, toda vez que los de Camel´s Park son residentes de la propia barriada… Antaño, recuerdo, era uno de los barrios más prósperos y dignos de este pueblo…

                    A este estado se llega por la cantidad de años de abandono y dejación de responsabilidades por parte de los que tenían que haberla ejercido en su momento y cortar por lo sano. Eso está muy claro. Ni siquiera las más elementales actuaciones urbanas en materia de imagen y limpieza se han acometido en las calles del barrio, ni se ha hecho respetar norma alguna. No, no se hizo… y ahora toca a los actuales enfrentarse al problema creado, calzarse las botas y meterse al fangal que han heredado por una grave omisión. Eso también está muy claro. Así como igual se nota la falta de medios, o de interés, o de voluntad, de las fuerzas de… seguridad? locales, autonómicas, del estado, o de quién corresponda. ¿Seguirán aplicando la misma irresponsabilidad por respuesta?.. Entonces serán fuerzas del orden sin orden ni concierto, a este respecto por lo menos.

                    Pero se lo dije a esos ciudadanos, y lo repito aquí: la ciudadanía tiene la obligación de organizarse y ser parte de la solución a sus propios problemas, incluyendo aquí la dejación de a quiénes corresponda. Se puede hacer y se debe hacer. Yo mismo puedo echarles una mano, informarles, aconsejarles y ayudarles. Pero nunca, jamás, si ellos no ponen lo que hay que poner… Así funcionan las democracias que no funcionan bien. Y las que funcionan, también…

    MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ ** www.escriburgo.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook