Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 29
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LAS CASTAS

     En las charcas y lagunas centroafricanas, al anochecer, acuden toda la fauna a apagar su sed, y, sin ocuparse unos de otros, beben formando pequeños grupos. Cuando, en vez de un lago, es una pequeña poza, las distintas especies guardan un turno rigurosamente jerárquico. Generalmente, primero son los elefantes seguidos por las jirafas, después leones, tigres y felinos, luego cebras, antílopes, monos, hienas...y todos los animales menores. Ninguna especie disputa el puesto a las demás, todas se respetan su turno mutuamente, todas parecen comprender que la sed es sagrada para todos.

    También entre los rasgos vacunos figura una viva conciencia de la posición jerárquica. Puede decirse que todo rebaño tiene una vaca que precede en todo, en el camino, en el pastizal, en la entrada al establo... y tiene derecho a desplazar a cualquier otra sin oposición alguna por parte de las demás. Tras ella caminan, invariablemente, las vacas de otras categorías, todas por riguroso órden en todo.

    En un estudio realizado en una granja lechera, una docena de la cien vacas eran de clase distinguida. Las demás esperaban respetuosamente cualquier iniciativa por parte de estas doce, que seguían su propio órden jerárquico. Los dueños de las vaquerías, generalmente evitan entrar en estas distinciones sociales que adoptan sus rebaños.

    En nuestra sociedad humana ocurre lo mismo. Los políticos son la jerarquía y el resto de la ciudadanía son la fauna menor. Ellos comen, beben, presiden, entran y salen antes que todos los demás, y los desplazan, e imponen su propia casta. Como los animales africanos. Igual que las vacas. Lo que no creo es que los animales voten a su castizaje. Desde luego, la suya no bebe toda el gua ni se come todo el pasto, y siempre respeta la parte de los demás... A ver cuando hacemos caso a George Orwells, y montamos nuestra Rebelión en la Granja... Por cierto, ¿la han leído?...

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook