Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 16
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    ¿LARGARSE O MANCHARSE?

    ¿LARGARSE O MANCHARSE?

    En mi época de tonto útil llegué a conocer personalmente a José Gabriel Ruiz, el político que luego fue el consejero de presidencia de la Comunidad Autónoma de Murcia, y que recientemente se ha dado de baja del partido, el PP… Ya entonces me dio la sensación de integridad, y hoy veo que no me descaminó mucho el olfato. En la coherencia determinante de su dimisión destaca: “no puedo militar en un partido el que no voy a votar”. Una lógica aplastante, aunque muchos, muchísimos, de los suyos, perdón, de los exsuyos, sí que juegan a dos bandas, o a tres, o a lo que haga falta…

                    El motivo lo expone alto y claro: “el PP ha perdido la brújula de la regeneración”. No estaba conforme con la deriva de su partido, y, simplemente, tras su trayectoria de servicio, ha tomado el portante… Yo creo que empezó a caérsele la venda de los ojos con la desfenestración de Alberto Garre, me parece a mí, y los sucios modos y oscuras maneras, y dudosos y podridos motivos, de hacerlo… Es tal el horror que tienen a la transparencia y a la limpieza, que cuando vieron que se disponía a sacar la escoba y la fregona, lo echaron a patadas y de malas maneras, de la peor forma… En su oficio y en su partido, a los que tienen buenos principios suelen darles malos finales.

                    Es un partido donde los cafelitos de los paracaidistas murcianos en Madrid se cotizaban a cinco mil euros, y que, cuando se destapó el merder, el diputado aparta negocio y deja su puesto… a su señora esposa, y el cargo para la próxima legislatura. Un partido donde las puertas giratorias están engrasadas a tope guay, y en que la mugre de la corrupción le sale por todos los poros. Un partido, donde, a pesar de los desesperados intentos en frenar el desaforamiento de sus cargos, las imputaciones les afloran como las amapolas (una veintena en un solo caso, el Umbra, y en un solo ayuntamiento, durante muchos años de prácticas equis), y que ahora se les acumulan a otras que conforman una atiborrada cola, y otras más a punto de florecer.

                    Como el caso de la desaladora de Escombreras, donde los cazos y malos usos no sé a los cargos que ya apuntan, y que van a explotar como fuegos artificiales, y donde, además, se vá a sumar la paralización de su actividad por abastecerse en una zona donde atracan petroleros y metaneros de una alta contaminación… Como lo del tan cacareado Ave, donde empiezan a asomar pingües beneficios antes de cavar una sola zanja, y cuyos empresarios aparecen fotografiados en alegre comparsa con los altos cargos de mayor altura… O como un aeropuerto con el ojo de la fiscalía puesto en su construcción… O como tantas pequeñas y/o medianas porquerías que apuntan sospechas a toda la batería política, desde el presidente emérito en tierras europeas al reinante en tierras propias, y hasta algunos/as alcaldes/as, pasando por consejeros/as y demás falange…

                    Así que lo que habrá hecho José Gabriel no es más que un acto de absoluta coherencia. Si tu casa está repleta de mierda, solo tienes dos caminos: o la limpias a fondo o de largas de ella. Como no le dejan hacer lo primero, pues hace lo segundo… Para no mancharse hay que marcharse.

    MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ – www.escriburgo.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook