Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 22
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    LA PATRIA

    LA PATRIA

    “Oigo, patria, tu aflicción / y escucho el gran desconcierto / que forman tocando a muerto / la campana y el cañón, rezaba la poesía épica de aquel dos de mayo… Pero, ¿qué patria entendemos por Patria?.. Es que hay muchas patrias, óiga. Está el “Todo por la Patria” que coronaba los antiguos cuarteles de la Guardia Civil, y que, curiosamente, sirvió tanto a la patria republicana como a la patria franquista, e incluso, después, a la patria monárquica y democrática y olé… O el “Patria o Muerte” cubano y/o bolivariano, que nació revolucionaria y escisionista, combatiendo a la patria original…

                    O la patria de les enfants, una patria marsellesa que renegaba y escupía a la patria versallesca. O la joseantoniana y falangista “la patria, el pan y la justicia”, que evocaba órden en las casas y comida en las mesas, según a qué patria se juraba fidelidad, claro… O quizá lo más escueto y cercano sea el grito de aquel diputado cuando se promulgaron las legendarias Cortes de Cádiz con su Pepa al frente: “españoles, ya tenéis patria…”

                    Lo que es cierto es que absolutamente todas las patrias, sean absolutas o liberales, también absolutamente se asocian al absolutismo, siempre, claro, bajo el grito y la bandera de la libertad. La patria y la libertad es un matrimonio sacramental, indisoluble e indisociable. Todos los que, en algún momento de la historia, apelan a la patria, lo hacen enarbolando la bandera de la libertad, esgrimiéndola como un valor supremo del que solo ellos son amos, únicos intérpretes y exclusivos garantes. Sean de la facción que fueren, y aún secesionistas…

                    Últimamente, la última campaña electoral del último intento con el último resultado y parida, ha obrado el milagroso espejismo de que hasta Podemos con sus Unidos jamás serán vencidos, recuperan ¡aleluya! “su” concepto de patria. Es algo así como “la patria eres túuuuu… eres túuuuu”, al más puro estilo Mocedades, lo que no deja de ser una noción de no nación, o sea, de patria como muy personal, personalista y personalizada. Tan solo hay que declinarla: yo soy MI patria, tú eres TU patria, él es SU patria… No está mal, salvo por un detalle que convendría que Pablico aclarase. A ver, según esto, cuando mi patria choque con la de ese que no soy yo, ¿entonces declinaremos yo soy MI patria, tú eres MI patria, él es MI patria?.. no por nada, es solo por saberlo. ¿Habrá que llenar la Patria de patrias tipo Ikea?.. Móntesela usted mismo en casa y a su gusto y aire…

                    A mí me vale, no se crean… Y me sirve, porque la patria es un concepto abstracto que los que mandan quieren convertirlo en concreto, siempre según sus propios intereses. Pero convendría que Pablo Iglesias y sus mariachis nos aclararan SU concepto, ya no de patria, pero sí de país, o mejor, mucho mejor, de estado… Aunque me lo puedo imaginar: estado de la patria: soltera, embarazada, en paro y sin seguro médico…

     MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ // www.escriburgo.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook