Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 23
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    LA MEDICINA

    LA MEDICINA

    Hagamos un poco de memoria de la historia reciente. La crisis que nos ha llevado al huerto comenzó en EE.UU., con lo de Lehmann Brothers, y pasó a Europa barriendo todo occidente, cebándose en las naciones desarrolladas (o mal desarrolladas, como la nuestra) y que hará que nada vuelva a ser como fué. Sin embargo, no se han seguido las mismas pautas para atajarla en las partes más afectadas, y ahora estamos cosechando distintos resultados, según las diferentes medicinas recetadas.

    Europa, en una política de austeridad impuesta por Alemania - la que más le convenía a ella - optó por los recortes. Sobretodo a los países del sur, obligados por los del norte, con un sistema desigual y poco solidario de las naciones ricas con respecto a las pobres, incluso con unas grandes dósis de desigualdad manifiesta a la hora de aplicar estos remedios dentro de esos mismos países. Pero quién paga manda, fué el lema prioritario.

    EE.UU. sin embargo, tras una primera fase inicial de contención del gasto, y una vez estabilizado el sistema, empezó a incrementar paulatinamente la inversión pública como motor para el no estancamiento, recuperando sus nunca abandonadas viejas teorías keynesianas que tan buenos resultados le dieron tras el crak y su gran depresión.

    Hoy, mientras norteamérica prácticamente casi ha dejado atrás la crisis y su economía crece a ritmos normales en un nuevo ciclo expansivo, aquí, en Europa, aún nos debatimos en la deflación, en el impasse y la pobreza... porque esa austeridad impuesta por los países pudientes es significado de pobreza y desigualdades en los países a los que se les ha impuesto. Y, lo que es peor, esas enormes diferencias sociales a las que han dado como resultado, es peligrosamente arriesgado para la estabilidad política de esos mismos países. Los desniveles económicos entre ricos y pobres son ya difícilmente salvables, y cuando los débiles empiezan a pagar la factura de los fuertes, pasa lo que pasa y está pasando en Grecia, en España...

    La cuestión, sin embargo, es muy simple: es cierto que cuando se produce una hemorragia, al enfermo hay que aplicarle medidas urgentes para no morir desangrado. Coagulantes, antiheméticos, y tapar las fugas que lo están desangrando... Sin embargo, no se puede seguir aplicando esa medicina sin provocarle una embolia, una obstrucción, un colapso, que igualmente lo mataría. Tras la sangría tienen que venir medidas reconstituyentes, de recuperación, tan urgentes como las primeras fueron en su día... Otro símil, también dentro de la medicina, es como el que tiene una indigestión, por haber comido mal comido o lo que no debía cuando no podía. Cierto que hay que recomendarle una dieta severa. Pero pasado el empacho, si no lo alimentas adecuadamente puedes matarlo de hambre. Al convaleciente, o le das de comer, o lo liquidas de inanición...

    Lo que ha pasado aquí, en España, es que no hemos guardado nada en los graneros durante los años de vacas gordas para cuando vinieran los de las vacas flacas. Nuestros políticos no han tenido la prudencia de José, el consejero del faraón. Muy al contrario, han esquilmado los graneros a manos llenas, y han invitado y enseñado el camino al pueblo para hacer las mismas fechorías. Gilipollas el último. Tonto el que no meta la mano. Han vaciado los silos públicos y han llenado los suyos privados (de ahí las desigualdades en la sociedad de hoy). Son los mismos, exactamente los mismos que hoy proclaman ser limpios y hablan contra la corrupción. Justo esos...

    Ahora parece que el Banco Central Europeo se ha dado cuenta del error, ha visto que EE.UU. está sacando la cabeza mientras aquí seguimos tragando agua, y ha empezado a abrir la caja, y a comprar bonos de deuda, y a poner en circulación algo de dinero... para inversión pública, recomiendan. Esa es la medicina que ha tomado Estados Unidos, y les vá bien... Pero, ¿irá todo a esa inversión pública que incentive, como consecuencia, la privada, y ponga en marcha el motor de la recuperación?.. ¿o irá a los mismos bolsillos de los mismos ladrones?.. En ese caso, la mejor medicina aquí sería cambiar de política y de políticos. Y construir la auténtica, la genuína, democracia, de una vez por todas. A ver si así, poco a poco...

    Miguel Galindo Sánchez - www.elescribidor.net

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook