Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 28
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    INCOMPRENSIBLE

     Resultan incomprensibles los cambios de discurso político contradiciéndose sobre la marcha. Un o una presidente de comunidad, por ejemplo, no puede, no debe, tras declarar su respeto por los fallos judiciales y decir que cada palico aguante su velica, venir a soltar que un encausado o encausada no debe abandonar el cargo hasta tanto en cuanto el proceso no se dé por definitivamente concluído, una vez acabada la retahíla de recursos y el rosario de etcéteras, etc... A la vejez viruelas, que dijo mi abuela. Debería saber, de hecho lo sabe, que para eso mismo están las suspensiones cautelares. Pero, claro, se dice lo uno y se calla lo otro.

    Si a eso le sumamos las declaraciones de regeneración y transparencia vertidas cada vez que se brinda la ocasión, contrapuestas a los hechos de nepotismo y protección de los prójimos próximos con que se favorece a los ex, los inn, los on y los off, pues, naturalmente, el resultado es el descrédito de la clase política ante la opinión pública. Exactamente lo que está sucediendo de un tiempo a esta parte.

    Porque, claro, ¿con qué autoridad moral se puede criticar y juzgar a otras formaciones neopolíticas que vienen con vientos de cambio, y que aún no han tenido posibilidad alguna de demostrar nada..?. Pues, lógico, con ninguna. No existe partido político principal en este país que esté legitimado, ni siquiera mínimamente, para dar lecciones de moral a nadie. Ninguno. En absoluto...

    Por eso resulta tan comprensible que la ciudadanía preste oídos a otras opciones, como incomprensible que los viejos políticos sigan practicando el mismo vicio del "haced lo que yo diga pero no lo que yo haga" de siempre, La gente, al final de todo, no es tan rematadamente idiota. Mucho menos cuando todo este tinglado de favores políticos se está mantenido metiéndole la mano al poco pienso que ya les queda en su comedero para sobrevivir. Y no vale prometer un empleo precario con sueldos de miseria e impuestos de lujo. El "dame pan y dime tonto" está cambiando. Nos ofente, y mucho, ser tontos sin pan. Eso es ser doble, triplemente, tontos... Y no es eso, no, no es eso. 

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook