Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 13
    Enero
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    HASTA SAN ANTÓN...

    HASTA SAN ANTÓN...

    … Pascuas son. Así que ahora, sí, adiós a las pascuas, chao a las navidades, hasta el año próximo – que es este mismo año – en que comencemos otra vez las festividades saturnales de un nuevo año y despedida de otro. Porque de eso se trata, y no otra cosa. De las festividades en honor del dios Saturno, antes, un milenio antes, de que Cristo naciese y la Iglesia se decidiese, tres siglos después de su nacimiento, a suplantar al titular de la fiesta para no quitar la fiesta, que es lo que, en definitiva, se busca…

                    Los fundadores de Roma, pueblo agrícola, al acabar la sementera, a finales de diciembre, iniciaban el rito agrario propiciatorio para tener buenas cosechas de la mano de Saturno, dios germinal (felicidades a los Saturninos) donde el personal se juntaba con sus vecinos en ágapes interminables, en festejos donde adornaban sus “domus” con ramas de árboles y acebo, en que intercambiaban regalos, y se mostraban generosos los unos con los otros. Incluso era costumbre invitar a los siervos y criados a compartir la mesa del amo (siente un pobre a su mesa) y tratarlos y servirlos como los criados y siervos han tratado a sus señores. Además, reunían pequeñas figuras de barro adquiridas a artesanos en mercadillos, y los montaban en sus hogares en pequeños “lalarios”, o dioses protectores de la casa, máxime en esas fechas de culto especialmente dedicados a ellos… ¿Les suena todo esto a algo..?.

                    Después, con el tiempo, establecidos ya como imperio dominante, eso segundos romanos asimilaron las saturnales al culto de Mitra, un dios persa que significaba la luz, la sabiduría y el conocimiento. Un dios, ¡cachisenlamar!.. nacido de una virgen, y que, casualidad de casualidades, tras morir también resucitaba. Exactamente igual, por cierto, que Osiris, en Egipto, y que tan cojonudamente venían a ilustrar y significar la resurrección de la semilla en su fruto tras morir y ser enterrada. Como en el solsticio de invierno se produce el nacimiento de la luz sobre la oscuridad con la noche más corta y los días más largos…

                    Poco ha cambiado, salvo el nombre de los dioses y de los personajes de tan antiguo teatro del mundo. Los significados se han convertido en costumbres, en tradición ciega, y las costumbres y las tradiciones han olvidado sus orígenes y los porqués se repiten año tras año. La ignorancia es la mejor protección contra lo que no se quiere saber para no tener que entender ni comprender. Y así seguirá hasta que los lares y los penates quieran, o los hombres quieran (no) creer, o crean (no) querer.

                    Pero como hasta San Antón, Pascuas han sido, desde tal calenda hoy me despido. Si en las próximas navidades-saturnales nos encontramos, será señal que aún sigo en el camino, y si no, es que lo habré dejado en algún cruce del mismo.

    MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ / www.escriburgo.com / suscríbase gratis a estas news, facilitando su e-mail en miguel@galindofi.com Siga sus programas en www.radiotorrepacheco.es directo, Youtube o Facebook

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook