Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 20
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    FRANCISCVS DIXIT

    FRANCISCVS DIXITDel discurso del papa Francisco con ocasión del nombramiento de veinte nuevos cardenales (no sé para qué hacen falta más príncipes de una Iglesia de la que, si Jesucristo estuviera por aquí, hacía un Ere con todos ellos), no me resisto a entresacar unas cuantas frases que deben ser rescatadas y preservadas para el recordatorio. Es que, sé con toda certeza, que ya las están condenando al arrincone y olvido los mismos a los que les fueron dirigidas, católicos de calle incluídos...

    "Jesús no tiene miedo al escándalo, no tiene miedo a las personas obtusas que se escandalizan de cualquier apertura, de cualquier paso que no entre en sus estrechos esquemas mentales o espirituales, de cualquier caricia o ternura que no corresponda a su forma de pensar y a su pureza ritualista". Pues... sanjoder, esto vá como clavado, no solo a su obisperío, si no también a mogollón de fieles catolicísimus que no quieren ver más allá de sus mezquinas narices.

    Y las sigue diciendo, como que "No se aislen en una casta. No se queden mirando de forma pasiva el sufrimiento del mundo". Porque denuncia dos lógicas de pensamiento y de fé, la de apartarse del peligro "por miedo a perder a los que se creen salvados, o la de alcanzar y curar a los lejanos". Aquí, el "ponti" debería saber que unos son los marginados en la pobreza y otros los marginados por la propia Iglesia, por la propia curia, incluso los rechazados por los propios creyentes...

    Y añade: "nos encontramos en la encrucijada de estas dos lógicas: la de los doctores de la ley, o sea, alejarse del peligro apartándose de la persona contagiada, y la lógica de Dios, que, con su misericordia abraza y acoge reintegrando y transfigurando el mal en bien, la condena en salvación y la exclusión en anuncio".

    Ni dos palabras más, padre compadre. La cuestión de sus prelados es que la segunda lógica la convierten perversamente en la primera lógica. Me explico. Para ellos lo de persona contagiada es literal, y lo de reintegrar, transfigurar y salvar lo reducen de forma tan simplista como dogmática. Y no conciben lo uno sin lo otro. Y, claro, pasa lo que pasa, y es que la gente librepensadora huye de la Iglesia como si la persiguiera el diablo... permítame el satánico simil, pero como el Jefe creó a ambos, a veces van junticos...

    Yo me quedo con las casi ya últimas palabras de su homilía a los del capelo: "El camino de la Iglesia es el de no condenar a nadie para siempre"... Bueno, ni para siempre ni para nunca. Simplemente NO CONDENAR. Solo eso. Su institución se ha pasado dos mil años de existencia condenando en nombre del que justamente vino a perdonar. No condenes, y no serás condenado. La iglesia condenadora, pues, está condenada.

    Miguel Galindo Sánchez / www.elescribidor.net

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook