Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 14
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    ESPAÑA, 2.007

    ESPAÑA, 2.007

    Hubo un tiempo en este país – España, 2.007 – en que a ningún español habían recortado su salario, en que los becarios cobraban lo establecido por su trabajo, en que apenas sabíamos lo que significaban las siglas ERE. Un tiempo en que se abrían empresas, y no se cerraban, y hasta daban beneficios para mantener un empleo estable. Un tiempo en que los jóvenes no tenían que emigrar para poder trabajar, y donde no había recortes en sanidad, ni en educación, ni en investigación… Un tiempo en que a los jubilados se le subía el encarecimiento del costo de la vida en sus pensiones, y no tenían que co-pagar sus medicinas…

                    Y ese tiempo hace tal solo que OCHO años. Nada más que ocho años. Entonces se dijo, se argumentó, se escenificó, que era debido al advenimiento de la crisis. Una crisis, que, por supuesto, se achacó a Zapatero. Una crisis auspiciada por Pepe Luís, el risicas, una crisis zapatera… Y que, tan pronto votáramos a Mariano el taciturno, éste iba a cambiar tristezas por alegrías, desgracias por esperanzas, nada más coger el poder y someter el coger. Tal fueron sus promesas. Promesas que, naturalmente, no solo incumplió, si no que se afanó en hacer todo lo contrario a lo que prometió.

                    Pero es que, ahora, cuatro años después de su última toma del castillo, las trompetas de la gaviota y los voceros de don Tancredo, proclaman a “vox pópuli et orbe” que la recuperación se consolida, la crisis queda atrás, que crecemos exactamente al mismo ritmo que en 2.007, que somos (como declaró Rajoy a un diario alemán) el motor económico de Europa, nada más ni nada menos…

                    …Mas con toda esa recuperación, consolidación, superación de la crisis, crecimiento y tararí que te ví, los Eres siguen su goteo, los empleos son mediocres, temporales y ruinosos, las empresas no levantan cabeza, los servicios públicos esenciales continúan en situación de posguerra, las inversiones siguen en stanby, los jóvenes continúan largándose a cualquier china o quatar que les ofrezca algo mínimamente decente, las pensiones siguen secuestradas y su fondo saqueado…

                    Por lo que, ante tal realidad, será lícito preguntar: ¿para quiénes la recuperación y el crecimiento?. Para el común de la ciudadanía, desde luego, no. Para los pobres, aún menos, pues aún son más pobres que antes… ¡Ah, ya..!, también los ricos son más ricos que antes, ¿no?.. Pues, entonces, la contestación es clara y manifiesta: solo los que antes ya eran ricos, solo las grandes fortunas, solo la oligarquía económica y las financieras, solo los buitres se han beneficiado de lo que anuncia este gobierno como recuperación. Es como la 13 Rúe del Percebe, donde el del entresuelo comía un jamón, ahora come dos, y el del ático ya solo se come las uñas… pero según las estadísticas y los cuentos del gran Calleja, ambos dos comen jamón. Como en 2.007, pero ahora de mentirijillas…

    MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ - www.escriburgo.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook