Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 22
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ESCOCIA ESCUECE

     Se acabó. El "seny" escocés ha dicho que quiere seguir siendo británico. Bastó que el último día de antes, los bancos dijeran que si ganaba el "sí" se irían cagando leches a la City, y luego, después, ya veríamos, para que empezase a doler el bolsillo más que el corazón... Que nada, que se seguirán tomando su excelente whisky acompañado del tea, o five o´clok, y que un poco de menos gaitas...

    Ahora, los catalanes, como los tahúres, como siempre juegan con dos barajas, claro, dicen que el ejemplo que se ha dado es de un pueblo que puede votar su independensi, independiente del sí o del no, y que si ejercer el derecho a la libertad, y tal y tal... Pero, como siempre también, callan todo aquello que les conviene silenciar.

    Y callan, naturalmente, que el caso escocés y el catalán son tan distintos como un caballo y una caparra. Y que los propios de la falda & boina con borla se disgustan cuando los comparan. Se sienten hasta ofendidos. Que ni de coña son caparables. Primero, porque el plebiscito fué acordado, desde las formas a los tiempos, pasando hasta por la pregunta, con Londres. Y fué consensuado por una muy sencilla razón: Escocia fué nación independiente hasta hace 400 años que fué anexionada por Inglaterra al Imperio Británico. Y de lo que se trata ahora es de volver a la independencia que tuvo, o no volver.

    Nada que ver con el caso catalán, donde la decisión es unilateral porque no existe la más ligera y mínima base histórica de referencia en qué apoyarse, pues Cataluña nunca, jamás, fué una nación independiente como lo fué Escocia. Y que hace esos mismos años aproximadamente, si acaso pertenecía a la Corona de Aragón. Y ni siquiera seña identitaria tenía.

    Se podrían seguir diciendo muchas cosas más, pero no merece la pena. Son capaces de retorcer y falsear la historia, y decir que no, que es al contrario, que Aragón era suyo y no al revés, igual que hacen los vascos con Navarra... Y se creen sus propios embustes.

    Por eso Escocia escuece. Porque los McClanes no quieren verse, ni en pintura, reflejados y relacionados con tramposos y trileros que manipulan la historia a su conveniencia. Ellos son un pueblo que respetan y se enorgullecen de la historia, primero, y de su historia, después. Y nosotros la escribimos como nos sale de los mastuerzos... Por eso no quieren, no se fian, y ponen distancias a las interesadas comparaciones.

    Los políticos catalanes dicen envidiar el talante de los ingleses para con los escoceses. Pero la verdad, lo auténticamente cierto, es que los españoles envidiamos a los ingleses el talante de sus políticos escoceses... Es la enorme, insalvable, diferencia... Ni dándoles Andalucía junto con Gibraltar en un lote, nos los cambiarían sus políticos escoceses por los nuestros catalanes... ¡Ni locos..!

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook