Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 27
    Mayo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    EL TENIENTE GALINDO

     

    EL TENIENTE GALINDOCasi la primera mitad de la vida de mi padre se puede calificar de azarosa, sin miedo a exagerar. Y si lo azaroso viene de la concatenación de un conjunto, de una serie, de un rosario de azares, casi que podría decirse que las generaciones que provenimos de él (hijos, nietos, bisnietos…) somos fruto de un azar que, a la postre, se configuró a favor de su existencia, para que, por alguna razón, pudiera seguir viviendo…

                    Por supuesto, sé muy bien que no fue solo él, si bien cada vida es única en sí misma. Muchísimos contemporáneos suyos tuvieron que padecer aquella fratricida y horrenda parte de la historia de España, y aún la de Europa que le siguió a ésta, compartiendo alguna parte de estos azares y desdichas. Pero también sé que, sin ser la única, sí que es la mía, la que me toca, y la que forma parte de cuantos llegaron a conocerle y tratarle. Así pues, no, no es la única referencia, pero sí es mi única referencia, y la de unos cuantos, o la de unos muchos quizá…

                    Pasar activamente por dos contiendas, nuestra Guerra in-Civil, como él la llamó, y la parte anglo/francesa de la II Guerra Mundial, no es moco de pavo. Mi padre formó parte de la historia de aquella frágil y vendida, esforzada y aguerrida, si bien que vencida, aviación republicana. Igual que formó parte de ese ejército derrotado que se arrastró penosamente por los Pirineos y fue a dar con sus huesos en los campos galos de refugiados. Como formó parte de las bolsas de prisioneros hechos por los alemanes y que, por otro azar hijo de la causalidad, fue devuelto a los campos de concentración y las cárceles del régimen triunfante. Como igual fue parte de los que rehicieron el resto de su vida con los maltrechos pedazos de su principio…

                    Así que por eso mismo, y por estas u otras causalidades, el corto artículo con que cada día alimento mi Blog en este periódico, el del día de hoy, no puedo sustraerme a escribirlo sobre este tema tan cercano, vivido y querido… Y no puedo, ni debo, porque, de alguna forma, quiero compartirlo con todos vosotros invitándoos a asistir a una Conferencia que, sobre esa parte de la vida de mi padre, se vá a impartir el próximo jueves, 2 de Junio, en el Centro Instructivo (Casino) de Torre-Pacheco, a las 7 de la tarde, y a cargo de… mi hermano.

                    Qué mejor para dar testimonio de la sangre que la propia sangre, ¿no os parece?.. Esta conferencia fue presentada hace meses en Los Alcázares, entre los actos de celebración del Centenario de la Aviación Española, y que ahora cierra igual ciclo igual ciclo de las mismas aquí, en su segundo pueblo, donde y con el que compartió también ese resto de su vida.

                    Muchos conocieron – y conocisteis – a mi padre. Muchos lo trataron – y lo tratasteis – y muchos incluso fueron – y fuisteis – sus amigos. Pero pocos, muy pocos, supieron, o saben, que ese Miguel Galindo era el Teniente Galindo de esta historia… Y que ese hombre dejó toda su juventud desparramada y tirada a jirones en campos de batalla que nunca fueron suyos, ni una guerra que jamás quiso hacer suya… porque, entre otras cosas, jamás fue de nadie, aunque otros así lo crean.

                    Sirva pues esta Conferencia como homenaje a todos los que pasaron por este horror. Al igual que al recuerdo y a la memoria de mi padre… ESTÁIS TODOS INVITADOS.

    MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ // www.escriburgo.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook