Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 20
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    ECONOMÍA O CACANOMIA?..

    ECONOMÍA O CACANOMIA?..

    Rajoy quiere montar la precampaña de las generales sobre la cuestión económica. La recuperación, el no-rescate, la salida de la crisis, ya se sabe, y los números, sobre todo los números. Hay que mostrar números convincentes, apabullantes y refulgentes, aunque sea incompetentes... Pero, sobre todo, hay que basarse en la comparativa con la gestión Zapatero. Poco mérito tiene compararla con la de un zoquete, pero enfín... La estrategia es: así lo recibí, y así lo entrego. A ver si, de ese modo, convenzo a los votantes de lo güenismos que semos los del camarote de los hermanos Marx...

    Pero, aún y así, de momento no salen los números. O no salen tan buenos... Echemos un vistazo rápido, a ver: Cuando don Mariano sentó culo sin calzador, esto es, con mayoría absolutísima, heredó 4.420.462 parados del zapador más que zapatero, y al día de hoy, son 4.451.939 los ensulugardescansen... Osea, que todo el empleo que ha crecido ha sido, precisamente, del desempleo que su propia gestión sumó al del inútil anterior. En cuanto a los afiliados a la seguridad social, la herencia del ínclito fueron 17.229.922, y los números actuales van por 16.832.801. Esto es, aún les faltan un pelín para mejorarlas.

    No obstante, y al ritmo que van las cifras, malo ha de ser que no le moje la oreja de aquí a las elecciones generales. Eso es justo reconocerlo, por supuesto que ouí... La cuestión que también hay que poner sobre el tapete es el precio de esa incipiente mejoría. Porque si se ha forjado con un elemental y simple juego de manos: convertir desempleo en subempleo, si se ha forjado a base de precarizarlo hasta límites bochornosos, bajando salarios, congelando pensiones ya escasas, subiendo impuestos indiscriminadamente, penalizando el consumo, paralizando las inversiones públicas, metiendo mano a la hucha de los pensionistas, pagando un paro miserable y dejando fuera a millones de familias, aumentando tasas y bajando becas, y empobreciendo al pobre hasta extremos escandalosos... Si la recuperación que quiere vender en su estrategia electoral es ésta...

    ...Entonces que no se dé tanto autobombo, pues no tiene ningún mérito. Pagar la fechoría del facineroso matando de hambre a los muertos de hambre tiene poco, muy poco, de lo que enorgullecerse. Y tampoco es tan difícil, ni tiene nada de heróico quitar el pan de la boca al débil y despojar al más desprotegido de lo poco que tiene.

    Pero si aún hay algo de oscuro y tenebroso en esta, dudosa más que relativa, recuperación económica, de la que tan exhultante se muestra, es que esa austeridad convertida en pobreza aún ha dado para que los gordos sean más gordos, los ricos más ricos y los poderosos más poderosos. Sus cuentas y sus cuentos tienen el funesto honor de haber puesto a este país en cabeza del mayor riesgo por desequilibrio y desigualdad social de toda Europa... y parte del extranjero.

    Así que, si lo que está pidiendo en esta campaña es que lo premiemos por semejante hazaña... Yo no sé ustedes, que son muy libres, o quizá no, pero a mí como que lo del flautista de Hammelín se me pasea por el cuerpo... Y como que tampoco creo en los encantadores de serpientes, que ya solo me han enseñado a creer en las serpientes, pues haberlas háylas y son las mismas vestidas de sopladores de flautas... Posesomesmo, que tararí de ví...

    Miguel Galindo Sánchez - www.elescribidor.net

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook