Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 10
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    + ÉBOLA

     Al igual que no existe efecto sin causa en las personas, tampoco en las sociedades humanas, sean éstas pueblos, naciones, continentes o civilizaciones enteras. Las irresponsabilidades, la insolidaridad y el egoísmo terminan por presentarse a cobrar en la puerta de nuestra casa, tarde o temprano... Nosotros podremos re-escribir la historia como nos convenga (siempro lo hacemos) pero la genuína historia, la auténtica, no perdona nunca.

    Cuando el ébola se cobraba - y aún se cobra - miles y miles de vidas en África, occidente no movió un solo dedo, la Onu se desentendió totalmente, y se hizo caso omiso a las llamadas desesperadas de Médicos sin Fronteras y otras organizaciones humanitarias. La industria farmacéutica, como siempre, esperó a que el negocio madurase y rindiera suculentos beneficios, y todos mirábamos para otro lado. Ahora, nuestra comodidad ha trocado en preocupación.

    Hoy, simple y llanamente, estamos asustados. El ébola ha saltado la frontera y ya está con nosotros. Lo tenemos en el occidente insensato y egoísta que tan solo ha mirado a África para expoliar sus recursos, y nunca para cuidar de sus necesidades. Esa es la pura, la auténtica verdad. En su paso a Europa a tocado España, y nuestro nerviosismo se está convirtiendo en histerismo en la población y en histrionismo en la política.

    Lo de la auxiliar de clínica madrileña, Teresa, es de locos. La administración dice que hubo negligencia. Sus compañeras alegan que era muy aprensiva y no lo admiten. Una persona aprensiva no elige esa profesión,y mucho menos se ofrece voluntaria para algo tan arriesgado, pero enfín... Ella, por su parte, admite el fallo humano, la pobre... Pero el personal sanitario de La Paz ha empezado a movilizarse y a las protestas de rigor. El médico que la atendió dice que las mangas del traje protector le quedaban cortas. Los de la ambulancia que la trasladaron, que dieron parte a Sanidad y la órden de suspender el servidio les llegó tras 17 avisos atendidos... Hemos pasado a la fase de exigir responsabilidades a todos los demás y no admitirla ninguno.

    Por otro lado, en la calle, los convecinos de Teresa - por nadie pase - pidiendo auxilio a las instituciones y colapsando al servicio de urgencias que atendió las desesperadas llamadas de los residentes. Sin embargo, una plataforma ciudadana se montó el pavo callejero para que no se sacrifique al perro posible infectado de la enferma. Hubo caras, perdón, jetas, que estaban an ambas manifestaciones...

    Aquí, hay expertos que aseguran que España cuenta con los medios necesarios para afrontar la situación. Y expertos que dicen que ha faltado planificación, información y formación del personal sanitario... Así que, o no son tan expertos, o son expertos en decir lo que según quieren los que los han contratado.

    Los políticos aprovechan para hacer oposición y atacarse mutuamente. La ocasión la pintan calva. Como siempre, las mentiras y los cuentos primero... grita el capitán del barco. Perdón... quise decir las mujeres y los niños primero... rectifica. El subconsciente lo ha traicionado. Igual que el consciente ha traicionado a África... Ahora toca cagarse por la pata abajo.

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook