Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 30
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    DIOS Y EL CÉSAR

    DIOS Y EL CÉSAR

    Hace un siglo, la diócesis maña de Barbastro-Monzón pertenecía al obispado de Lleida, algo así como lo de Murcia y Cartagena, hasta que deja de serlo por imperativo politicatólico… Bueno, pues por entonces el jefe religioso ordenó trasladar de uno a otro lado 113 obras de arte… Un buen pico. En los años 95/96, la Conferencia Episcopal movió los límites de esa diócesis que abarcaba territorios de Aragón y Cataluña. Y esos mismos 20 años son los que llevan litigando ambas comunidades por la propiedad de las referidas obras.

                    Los aragoneses pidiendo que se les devuelvan, que son suyas, y los catalanes diciendo que nonis, que Santa Rita es catalana y que lo que se quita no se dá. Todas las instancias jurídicas han fallado los múltiples pleitos a favor de Aragón, pero los masiegos – de la masía de Más –dicen que ni pantumaca. Que no permiten su salida porque se considera patrimonio artístico e histórico catalán (lo primero, vale, pero lo segundo, ni hablar) por lo que la Generalitat no está obligada a retorno alguno. Prima la ley catalana sobre la general… ¿les suena esto a familiar?.. España nos roba…

                    Todos sabemos que lo que Cataluña agarra se lo queda, ahí tienen el caso del Pantócrator, por ejemplo, además de tantos otros, pero lo curioso del tema es que aquí hay otro poseedor, o coposeedor, o socio del César, o vaya Dios a saber en calidad de qué, que es la Iglesia, y que en esta historia, que fue la causante original del conflicto, ahora baila jota y sardana al mismo tiempo, puesto que la propietaria última siempre será la misma. Provoca la pelea y luego se lava las manos. El abogado de la diócesis leridana dice que “se busca que no se enfrenten ambas comunidades religiosas, pero los problemas lo plantean los políticos”. Balones fuera… O sea, a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César, porque, naturalmente, ahora conviene el pasteleo. Cuando se trata de meter las narices en la legislación de un país, ya no hay nada del César y todo es de Dios…

                    …Porque para eso ellos son sus exclusivos representantes e intérpretes. Pero el abogado de la otra diócesis, la de Barbastro, afirma taxativamente que “existe connivencia entre Obispado de Lleida y Generalitat para no devolver las obras”. Así que es mentira, que claro que existe guerra y división entre dos diócesis católicas, apostólicas y romanas, hermanas y vecinas, por un quítame allá esas obras de arte que van a terminar en desastre.

                    Hace un mes, Artur Mas, contesta a su homólogo Javier Lambán que se vaya olvidando del tema. Que no hay restitución, ni devolución alguna, que ya puede cantar misa en maño. Así que el presidente aragonés dice que le va a pasar el cante de la misa al Papa, que para eso la sabe en latín… Así que me veo al pobre Francisco metido en un lío como el de Salomón en su jodido juicio… ¿De qué puñetera madre es el puñetero zagal?.. Y siempre, siempre, por las perras, por la propiedad, por el esoesmío, por el melasquitao. Con lo poco que le gustan a él estas basuras sucias y ruínes. Esto no es de Dios, esto son cosa de riquezas, pues que las resuelva el César, pensará el pobre…

                    Y llevará razón. Lo que pasa es que, antes, fueron los hombres de Dios los que se las apropiaron e hicieron suyas. Son mismamente como el robo de las inmatriculaciones, exactamente igual… Por cierto, santo páter, ¿cuándo coño va a devolver la Iglesia a sus legítimos dueños todo lo que se ha quedado y ha afanado de inmuebles y bienes raíces?, ¿Cómo se puede ser juez y árbitro siendo a la vez reo de culpa?.. A ver, que me lo expliquen…

    MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ – www.escriburgo.com

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook