Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 29
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CAMBIO DE PEINADO... DIGO DE PRELADO.

     E, cardenal Osoro ha tomado posesión de su cargo en la archidiócesis de Madrid. Benvenutto, eminencia. Viene a sustituir a Rouco Varela, lo cual siempre será de agradecer. Lo bueno que tiene es que le resultará muy fácil, dado lo nefesto de su predecesor, orgulloso, prepotente y negativo, y con muy poca humildad cristiana. Así que por poco que se esfuerce...

    Dijo al comienzo de su toma de posesión, que traía "una buena noticia", y era que "no defraudemos a los hombres que pueden encontrar las puertas abiertas de la Iglesia, puesto que ésta es casa de armonía". Se olvidó citar a las mujeres, pero bueno, no se puede borrar la misoginia eclesial en un día. Esas palabras suenan a lo último recomendado por su jefe Francisco, si bien les falta la valentía y claridad de citar a esas personas por su condición humana: divorciados, homosexuales, y demás estigmatizados hasta ahora. Así se guarda un as en la manga por si acaso hubiera una vuelta atrás.

    La astucia de la serpiente sigue siendo el sello de la casa, pero, enfín, bien está lo que bien empieza, aunque no sabemos como acabará. Solo así sabremos si su buen anoticia es doblez o buena voluntad. Al menos, hay que agradecerle qu eno nos amenace con castigos divinos y guerras civiles, como el que susstituye... Y que no abronque al gobierno por no plegarse al cien por cien a su santa tiranía. Es un pasico, pero veremos...

    Se preguntó el arzobispo si "se puede cambiar el mundo frente a la atroz maraña de los problemas actuales", pero no citó la naturaleza de esos problemas, aunque sí que se respondió a sí mismo: "vale la pena intentarlo, pero no basta solamente con ser buenos y generosos, hay que ser audaces, inteligentes y eficaces...".

    ¡Qué lástima, coña..!.. Se le olvidó añadir el calificativo de HONRADOS. Es que, ya puestos, y ante la audiencia que allí tenía, era una buena ocasión y una excelente oportunidad la que dejó escapar. Es de Honradez de lo que andamos necesitados, monsignori, de Honradez, con mayúsculas. Empezando por los políticos y altos próceres que le aplaudían allí, y terminando por ustedes mismos, porque se necesita honradez para devolver a la sociedad y a los ciudadanos lo que les le ha robado y se sigue robando. Podemos hablar de lo que ustedes se han chupado con lo de las indecorosas inmatriculaciones, para empezar, y de lo que sus confesos besamanos se llavan cada día con lo de la corrupción...

    Pero, bien, lo dejamos por esta vez. Buenas palabras, sí, pero anodinas, evasivas y sin contenido. Sin comprometerse ni reflejarse, como siempre. Ustedes son sus propios enemigos, señor cardenal.

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook