Blog 
EL MIRADOR
RSS - Blog de MIGUEL GALINDO SANCHEZ

El autor

Blog EL MIRADOR - MIGUEL GALINDO SANCHEZ

MIGUEL GALINDO SANCHEZ

Miembro de la Asociación Hispanoamericana de las Letras (Hispadel). Promotor de talleres de escritura creativa. Corrector ortográfico y de estilo. Columnista de La Opinión desde hace 30 años, tiene publicados tres libros temáticos: Desde El Mirador, Opinan(dos) y Crónicas del Vivir, siendo coautor d...

Sobre este blog de Sociedad

Sobre todo lo divino y humano. La temática abierta es la clave de los artículos que se vierten aquí. Toda mi participación en el periódico La Opinión, queda reflejada en este blog, aparte mi web personal www.elescribidor.net


Archivo

  • 16
    Julio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    A TIEMPO ESTAMOS...

    A TIEMPO ESTAMOS...

    Son unos auténticos trileros. El PP mete una enmienda a la Ley Orgánica del Poder Judicial, a través del Senado, para la libre designación de los secretarios judiciales del Tribunal Supremo. Más claro: del cuerpo de funcionarios que tiene el control sobre el trámite de las grandes causas y recursos, como, por ejemplo, la Gürtel... Otra vez, el gobierno lo ha hecho a escondidas. Por la gatera. A partir de Octubre, los secretarios pasarán a llamarse Letrados de la Administración de Justicia.

    En el Supremo existen 21 de estos secretarios, que, hasta ahora, se designaban por el procedimiento ordinario de concurso, en función de la antigüedad, como es normal (artículo 450.1). Ahora, según esa enmienda (enmierda, la llamo yo) se elimina el criterio objetivo de la antigüedad para asegurar que esas plazas "se provean por libre designación", más comunmente conocido por A DEDO. Como verán, vamos mejorando en honradez y claridad. Este es el partido que se autoproclama el adalid contra la corrupción.

    Según el Sindicato de Secretarios Judiciales, esta reforma "no prevé ninguna valoración de méritos o capacidades, ni otra medida que haga transparente el método de elección". Naturalmente que no, ¿para qué disimular y perder tiempo en excusas?.. Hay prisas en manipular la justicia para lo que se viene encima de Gürtel torearlo con todas las (malas) artes posibles a su favor. Está muy claro.

    Dice este sindicato judicial que "la elección a dedo de tales puestos de trabajo del Tribunal Supremo no se jusifica, ni por la naturaleza del órgano, ni por las funciones de los secretarios judiciales, ni por las necesidades del servicio público"... Y añade, para que no quede ninguna duda a tal respecto, que "desde hace tiempo, se tiende a perjudicar la neutralidad e imparcialidad de la función pública a la que nos debemos". Tampoco hace mucha falta que se esfuercen en explicarlo. La desvergüenza es manifiesta.

    Este gobierno es un gran embustero y manipulador. Cuando la justicia ordinaria carga contra sus políticos corruptos en pueblos y autonomías, hacen hipócrita gala de victimismo farisáico. Se cometen, según ellos, claro, grandes injusticias. Pero cambian las leyes por la puerta de atrás, como los atracadores, para que sus grandes desfalcos e ilustres imputados salgan bien parados en una administración de justicia que debería ser implacable.

    Naturalmente, para eso debería ser libre, y por eso mismo la maniatan y cohartan su libertad, nombrando a dedo a funcionarios lacayos. Así que cuando nos hablen estos falsarios de la independencia del poder judicial en España, sépase que están mientiendo. Como siempre.

    Por eso deben ser deshalojados del poder lo antes posible. Para que no sigan corrompiendo las más altas e importantes instituciones del Estado. Deberían ser desshauciados a gorrazos. Y que no acudiera ninguna plataforma en su ayuda, a impedir el desahucio. Entre otras cosas, porque ellos mismos han convertido tal acto ciudadano en delito. Así que, si esos mismos ciudadanos no ayudan a Ciudadanos a evitar este secuestro de la justicia, en la administración de ídem volveremos a la franquista edad media. Ya lo veremos. A tiempo estamos

    MIGUEL GALINDO SÁNCHEZ - www.escriburgo.com 

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook