Blog 
El Candelabro
RSS - Blog de Nieves Jiménez

El autor

Blog El Candelabro - Nieves Jiménez

Nieves Jiménez

Comentaré, cada semana, las revistas del corazón, destacando lo más relevante, lo más curioso o las declaraciones más histriónicas con un punto de ironía. A menudo, lo más destacado no será lo que muestren en portada. Lo mejor está donde menos lo esperas.

Sobre este blog de Gente

El corazón es uno de los géneros que sigue, aún, manteniendo más el interés. Sólo hay que observar como los programas de televisión no desaparecen y algunas radios le dedican tertulias, tanto en la programación de noche como de día y durante una hora. Las revistas han gozado de mala reputación. Sie...


Archivo

  • 14
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Unos guías turísticos llamados Felipe y Letizia

     

    ‘El Madrid secreto de los príncipes’, así titula ¡Hola! su portada. No sé a qué se refieren con ‘secreto’ cuando nos están dando, por entregas, cada salida noctámbula. Si nos quieren endilgar, con motivo de San Isidro, una guía de Madrid para el turisteo, que lo digan. Para lo que han quedado los príncipes, para enseñar restaurantes y tiendas de ropa. ¡Ojo! que hasta han incluido un plano de la capital, con los sitios e itinerarios, a base de fotos de cada local con su rótulo bien visible. ¿Todo esto con el permiso de Zarzuela? ¿Prestar su imagen a Mango o a la Pizzeria Emma y Julia? Lo de secreto es, sin embargo, para lo obvio. El día 22 celebran su décimo aniversario de boda, no? pues vamos a ver si no se entera nadie. Con lo que no contaban era con los periodistas, que somos muy pesados y queremos una foto. Por conmemorar, vamos, como todas las casas reales del mundo, de toda la vida de Dios. Como los Mary y Federico de Dinamarca, que aparecen hoy espectaculares en las suyas (también celebran diez años juntos). Veremos a ver con lo que nos sorprenden los nuestros. Por lo pronto, con las castañas de portadas de hoy no va a haber gin-tonics suficientes, si decidís reuniros de noche, para aguantar el repaso al papel cuché. ¡Hola! se empeña, una semana más, en que no saquemos los pompones. Con deciros que el hijo de Anita Obregón y Alessandro Lequio se ha graduado en EEUU y tiene reportaje exclusivo, ya os podéis imaginar.
    Por cierto, a partir del próximo sábado 17 de mayo os podréis empapar de todo este panorama rosa con foticos incluidas ya que junto con LA OPINIÓN os llevaréis a vuestra casa, a la playa o donde gustéis un ejemplar de Lecturas por sólo 0,50 euros más. 
     Una cosa nos queda clarita esta semana, la realeza, en general, ya no es lo que era. Miriam Ungría (tranquilos, no lleva H), mujer de Kardam de Bulgaria (hermano de Kalina, sí), se marca un reportaje publicitario que ya lo quisiéramos los demás. Acaba de abrir marca de joyas pero, según ¡Hola!, es una emotiva entrevista porque habla del accidente que mantiene en coma desde 2008 a Kardam. Cinco páginas de entrevista y del marido habla en la última parte así que…sí, muy emotivo todo. Pero si queréis joyas anunciadas subliminalmente id a Sara Carbonero en la Caja Mágica, en el Open de Tenis de Madrid. La presentadora, disimuladamente, se coloca el sombrero correctamente (en todas las revistas la misma foto) para enseñar toda su muñeca cargada de las pulseras de las que es imagen. De repente, Alejandro Sanz, aparece a su lado. Alejandro Sanz ha vuelto a ser Cantinflas. Jaime de Marichalar acudió con chaqueta austríaca en mayo. Y Mario Casas, espantando al personal con una camiseta de tirantes y Dani Rovira, con él mismo, demostrando que nuestros actores no saben estar en ningún sitio. Si se lavaran y se afeitaran serían la bomba. Sí, ya sé que os encantan con pelos y las barbas, aunque ladren.
    Y ya estaba yo echando de menos las comuniones. ¡Pero que ha hecho la comunión Juan, hijo de Rajoy, y no nos hemos enterao! ¡Qué reservado es el Presidente!  Y otra presidenta consorte sin gusto estético en Moncloa. Viri acudió a la comunión de su hijo con una chaqueta sin mangas. El despropósito más  absoluto a la hora de vestir. Cuánto asesor sin asesorar.
    Vamos al lío Obregón. El hijísimo ha terminado Ciencias Políticas y Filosofía con media de Sobresaliente. Ay, que se nos monta un partido político éste también. Enseñanza tiene ya, “el mejor ejemplo que me ha dado mi padre es el de conseguir lo que quieres un poco a lo Maquiavelo”. Cuidao. Aunque yo le veo más de poner en el currículo que es un hacha haciendo las pulseras de gomicas esas. Ana Obregón luce, siendo veinte años mayor que Lequio, más joven que él. Lequio aparece calvo, sin color en la cara y sin afeitar. Ella, para no perder la costumbre, inflada como una balsa neumática. Retrovintage Obregón, está claro que Anita y su estilo se saltan siempre dos generaciones. Casi que la que se gradúa es ella. Y pensar que este mozo es el mismo que se comía los micrófonos de los periodistas de pequeñito. Eh! pero no será que no os aviso, cuidado con las fotos del peque graduado que se abre los botones de la camisa y, en realidad, es el hombre lobo. Este joven Lequio no deja resquicio a la imaginación y es todo un Kiko Rivera peludo. La pregunta es, ¿por qué se abre la camisa con ese felpudo a lo pelo de la dehesa tan asquerosamente repugnante? Depílate, muchacho.
    Y, una semana más, llegamos a los de siempre. Nuestros amigos actores y cantantes de moda. Que se reproducen por esporas. Qué penita no tener un botoncito de Follow y Unfollow, como en Twitter, en las revistas para no tener que soportarlos cada semana. Unos descafeinaos de tomo y lomo. Empezamos: Dani Martín, que debe tener cuarenta años ya y, por si no os habéis enterado por todas sus canciones (que siempre repite lo mismo) cuenta que quiere seguir “siendo un niño y un gamberrete”, que crezcas, coño. Dani Rovira (hasta los mismísimos estoy ya) y Clara Lago que se han dado un beso y él le pone la mano en el culo a ella y ya son novios, otra vez. Yo no tengo más tiempo para reportajes de groupies, así os lo digo.  La que faltaba es Inés Sastre que se une al club de los Peter Pan y hace acrobacias caminando por una semicornisa con su novio sesentón. Yo creo que el problema de esta gente es que tiene demasiado tiempo libre.
    Un cromo nuevo, sin embargo. Tenemos torero nuevo en la oficina, David Mora, que se relacionó también  con Ana Obregón (si esto es Melrose Place, ya os lo digo yo). Soso, rematadamente soso. Ahora,  el reportaje bonito se lo lleva Tamara Falcó, la hija de Preysler. Como imagen de la marca Folli Follie (ella no lo esconde) sale transformada en una señora madura con esmoquin negro, labios rojos y pelo recogido. Fan absoluta, otra vez. Esta cría me gana cada semana: “Tengo un director espiritual que me hace discernir. Me dice que tenga paciencia, que Dios me irá mostrando el camino”, explica. Madre mía, envidiaca pura me produce, yo debo estar en una redonda (rotonda?), de esas que abundan en Murcia, en bucle permanente.
    Para las casaderas, no os perdáis el reportaje publicitario de Pronovias con motivo de su 50 aniversario con unas, según ellos, it girls. It girls de cuarenta años, por lo menos: Genoveva Casanova, Bar Refaeli y Ana Boyer, que parece mayor que Tamara. Que tenemos una edad ya para no hacer el tonto, por favor.
    Por lo demás, Semana se descuelga en su portada con los de El Príncipe, otra vez. Y Diez Minutos con los de Velvet. Vamos, para salir corriendo al quiosco. Y, a todo esto, ¿dónde para Urdangarín?
    Lecturas, una semana más, viene con el parte de sucesos. Que dice que lo de Conchita, la barbuda de Eurovisión, es una dura historia de superación. Venga, va, como broma ya vale. Otra vez el sobrino de Lina Morgan que vuelve a entrar en las revistas y en la vida de la actriz con otra patada en la puerta, que no sabe qué decir ya para quedarse con la herencia el tío. Y Carmen Sevilla a la que su hijo va a ingresar en una residencia. Y a los que seguís Velvet (que vaya cuajo que tenéis) Lecturas os destripa el final. Se casan (MAS y la Velasco), por si no lo sabíais ya desde el tercer capítulo. Y Paula Echevarría le lleva la cola. A la novia. A la novia, mal pensados. La revista, además, en un alarde de originalidad, os avisa de que en cualquier momento puede haber un giro en el guion. ¿No me digas?, nunca lo habría imaginado. Una de sus protagonistas, Amaia Salamanca, nos avisa diciendo que no quiere que su hija se convierta en un personaje público ni a estar expuesta en los medios. Claro, es que ella está donde está porque estaba en su casa escondida siempre. Hipocresía se llama esto, no?
    Está claro que todos los representantes que llevan a esta caterva de jóvenes actores son unos genios del marketing, están en todas partes y por no hacer nada tan sumamente sobresaliente. Si les recomendaran un logopeda lo mismo les entendemos y todo. Y, eso sí, todo muy a orillas de la Castellana y el Barrio de Salamanca.  
    Un placer, una semana más. Seguidme en Twitter  @NievesJemezB que me dais una alegría inmensa.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook