Blog 
El Candelabro
RSS - Blog de Nieves Jiménez

El autor

Blog El Candelabro - Nieves Jiménez

Nieves Jiménez

Comentaré, cada semana, las revistas del corazón, destacando lo más relevante, lo más curioso o las declaraciones más histriónicas con un punto de ironía. A menudo, lo más destacado no será lo que muestren en portada. Lo mejor está donde menos lo esperas.

Sobre este blog de Gente

El corazón es uno de los géneros que sigue, aún, manteniendo más el interés. Sólo hay que observar como los programas de televisión no desaparecen y algunas radios le dedican tertulias, tanto en la programación de noche como de día y durante una hora. Las revistas han gozado de mala reputación. Sie...


Archivo

  • 02
    Febrero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia Gente

    Pasaporte a Estocolmo

    Pasaporte a Estocolmo

     

      El día de la marmota es hoy, pero me aseguráis que fue anoche con Objetivo Eurovisión y me lo creo. Un pírrico 9,1 % de audiencia generó el espectáculo. Normal. Salió Anne Igartiburu y soltó, “la noche que nos espera de buena música”. Y lo dijo toda entusiasmada, superlativa y convencida, que lo quiero achacar a las hormonas que las tendrá algo revolucionadas con el embarazo. Ahí dio paso al guirigay de gala que se ha montado RTVE, nuevamente, este año para elegir a nuestro representante en Estocolmo. La gala fue más tediosa y más antigua que sacar una tarde de domingo la caja de Magia Borrás. Mirándolo por el lado bueno, ¡todavía tenemos que estar agradecidos por no ganar otro año más! Imagínense que tenemos que organizar Eurovisión y echamos mano de los mismos responsables de la gala de anoche: que si un coro desafinando más que Enrique Iglesias cuando le quitan el sonido; que si humo a lo Lluvia de Estrellas; la cantante que se queda sin claqueta que le indicaba a mitad de canción (¿no lo sabía ella? hija mía, improvisa); fallos de sonido, cuando se oía al cantante no se oía al coro y viceversa; la iluminación a ratos entre tinieblas (¿seguimos sin presupuesto?)… y las familias, ni un programa dando el cante sin su familiar diciendo obviedades. Seis canciones, seis intérpretes. Maverick rompe el hielo y lo único que nos ha quedado claro es que va sin gallos el muchacho. Un gallinero. ¡Y qué letra! ”las galletas me sonríen y la vecina me abre el ascensor”.

      Y el jurado: Edurne, Loreen (¿esta chica iba muy fumada, no?) y Carlos Marín, exIlDivo, según Anne "una de las voces liricas más importantes de este país", ¿¡cómorr!? ¿Prescindibles? los tres. Pero ya sabemos que hoy no hay programa sin un jurado a la par que concursantes. Y a tirar de tópicos "has cantado un temazo" y "tienes una larga carrera por delante, te lo aseguro". Al pobre Salvador Beltrán (ponte nombre si eso) le dijo Marín "un temazo, te va a funcionar muy bien en España", vamos, olvídate ya de Eurovisión. Respecto al jurado internacional de atrezzo pregrabado de Italia, Suecia, Francia y Reino Unido que se sacaron de la manga no había quien se lo creyera (¿ a esos personajes los pillaron por la calle, pasaban por ahí como la canción de Aute?) y seguro que votaron lo más sangrante (Salvador Beltrán) para empezar a amargarnos el festival. El murciano Xuso Jones, con esa facilidad de palabra que le caracteriza, (a ver, tampoco espero que sea Castelar, pero…) “todos mis compañeros hemos compartido un compañerismo muy humano”, se quedó con la miel en los labios. Ahora a ver cómo me recupero yo del martirio que he sufrido durante un mes, en Murcia, con continuas cuñas publicitarias en las radios locales exigiéndonos que votáramos a Xuso. María Isabel creo que aún no ha salido de su asombro por no salir elegida. Con lo claro que tenía que había que ir con un “temazo” como el suyo tan español. Nos hizo revivir un momento Rajoy "los españoles, muy españoles; y muchos españoles" complicándose la vida intentando explicar que "yo voy a representar a España porque represento a España y esto es España y en español, vamos, que cada país hace lo suyo”. María Isabel antes muerta que cantar en inglés, sobre todo porque no tiene ni remota idea. De España vengo, de España soy/ Y mi cara serrana lo va diciendo, que canta la copla. Y entonces recordé a Rosa de España, cuando le soltó en otra gala eurovisiva a la sensilla: "…se está haciendo una mujer. Tú crees, las curvillas que ya tiene…". Yo, en esta selección de intérpretes, veo que a Televisión Española le están espumando los personajes retarded para reality, lo que pasa es que La Primera no sabe gastar de eso.

      En esas que se va el jurado a deliberar "la mesa esta vacía, eso quiere decir que no está el jurado", Anne dixit. La mesa se quedó que daban ganas de tirarse encima y reproducir el anuncio de Pronto. Vuelve el jurado y llega el notario que también tuvo su momento de gloria: -“¿Es usted aficionado al festival?”, le pregunta Anne a lo que el notario –“Lo veo de vez en cuando, cuando suele celebrarse”. Juro que aquello no era Muchachada Nui. Mientras, los familiares ya debían tener los pies más hinchados que si llevaran las horrorosas botas de Barei tras dos horas de pie. Los colocaron en unas horribles mesas y sin un mal taburete (el debate en pie de las pasadas Elecciones trae estos lodos). Vamos, que podían estar en un mesón o en la tasca de la esquina pidiendo unas cañas y nadie lo habría notado. Horroroso, horroroso, que farfullaba María Barranco en Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios. Ganó Barei con su Say Yay. Una muchacha con un camisón negro transparente y brillos con el que obligatoriamente tuvimos que saber que llevaba bragas. Sería un homenaje a la presentadora y aquellas campanadas en las que, tras ese traje de Valentino, dejaba traslucir la roja lencería nocheviejil. Fue la mejor metáfora de la actualidad en España, un país en bragas. El tema es en inglés, que por lo visto por eso no ganamos nunca, porque cantamos en castellano. Ya, si aquí por buscar excusas… (lo importante es que sea pegadiza, da igual cómo lo digas). Sigo echando de menos a Chikilicuatre, confieso. Barei, ensimismada ya en su realidad eurovisiva paralela, se despidió de los meritorios españoles que aún quedábamos viendo aquello, en inglés “thank you so much" . Hay que fuck yourself.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook