Blog 
El Candelabro
RSS - Blog de Nieves Jiménez

El autor

Blog El Candelabro - Nieves Jiménez

Nieves Jiménez

Comentaré, cada semana, las revistas del corazón, destacando lo más relevante, lo más curioso o las declaraciones más histriónicas con un punto de ironía. A menudo, lo más destacado no será lo que muestren en portada. Lo mejor está donde menos lo esperas.

Sobre este blog de Gente

El corazón es uno de los géneros que sigue, aún, manteniendo más el interés. Sólo hay que observar como los programas de televisión no desaparecen y algunas radios le dedican tertulias, tanto en la programación de noche como de día y durante una hora. Las revistas han gozado de mala reputación. Sie...


Archivo

  • 12
    Enero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oda al feísmo

     

     
    Comienza un programa (recuperan) nuevo en Telecinco y ¿quién aparece la primera? Belén Esteban. Premio. No se vaya a hacer tarde. En Sálvame se van a librar de la de Paracuellos, por lo menos los tres meses, pero nosotros no nos libramos de ella.  Por cierto, a Belén se le está poniendo una carcajada muy insoportable  a lo Marujita Díaz. De ahí a hacer la gracieta del pájaro loco hay un paso. De fondo, Los Chunguitos esperaban turno como en el ambulatorio y comentando quién entraba con una televisión enfrente. A renglón seguido, como no podía ser de otra forma, Olvido Hormigos. Este GHVIP es de manual. Todo lo que se esperaba que ocurriera, ocurría. Primer encuentro, primera discusión. Y la cara de Belén haciendo gestos y descompuesta además de la que ya trae ella de su casa.  Qué lástima que los guionistas no fueran los de los silencios de El Loco de la Colina, la de memeces que nos íbamos a ahorrar. El siguiente concursante fue Coman, el de la chorra de Adán y Eva. Por supuesto, desnudo. Los Chunguitos, como los dos vejetes cascarrabias que aparecían sentados en su palco en Barrio Sésamo, comienzan “¿eso qué es, King Kong? ¿un gorila?”. Supongo que algún colectivo proKingKong estará redactando ya una queja al defensor del telespectador y a las más altas justicias. Más tontos al carro, a ver si volcara. A Víctor Sandoval lo metieron para que coincidiera con Coman. Víctor ya sólo tuvo ojos para el Adán. De los nervios sólo le faltó soltar ese “Enhorabuena por invitarme” de Pocholo cuando entró a MasterChef. De cliché. Víctor está irreconocible. Con camisa, jersey cuello a la caja,  más entrado en kilos, incluso introvertido, parece  el compañero de clase empollón que te dejaba todos los apuntes. Como no vuelva esa sensatez distraída y ese hombre plañidero de antaño le doy una semana.  Este GHVIP es feo. Un oxímoron de VIP como Miguel Espinosa y La Fea Burguesía. Es feo el decorado. Son feas las camisetas con escote de Los Chunguitos. Son feas las telas de cortinas que lleva Ylenia encima. Son feas las personas que hay ahí dentro en su inaguantable mismidad. Es feo lo que hablan. Es asqueroso el pelo sucio que llevaba Belén. Espero que la mamá de Andreíta no siga el briconsejo de la cantante Adele lavándose el pelo cada dos meses. Porque Los Chunguitos quieren “higiene, gente que se duche, limpia”. Todo es una oda al feísmo. A todo esto, Coman estaba de ir como Dios le trajo al mundo hasta los eggs. Más aterido que Omar Sharif atravesando la estepa rusa. Pasada la novedad, comenzaron a taparlo, lo que ya pierde el sentido de su presencia ahí. A esas alturas, yo ya había echado mano del Primperan. Y seguían entrando especímenes. Sandro Rey con su mantra-logo “sólo con la vibración de tu voz ya sé lo que te pasa”. Vamos a ver, que lo que me pasa ya lo sé yo, adivino. La tal Ylenia montándose su propio Gandía Shore, a tope con la vida, descorchando el champán nada más entrar. Aguasantas, a la que su padre le recomendó que fuera “naturalista, que seas tú misma”. Como una madre no hay ná, que diría Juanito Valderrama, y como un padre tampoco. Un tal Lancho que dice que es torero... Mira, yo lo dejo ya o monto un consejo de guerra. La tontería que se han inventado este año es la de dos grupos: criados y señores. La multienemistad y la obsesión homicida a lo Dexter será un suceso, que dirían los franceses. Por lo visto, el programa ha roto los audífonos, como dice Rosa Benito, con un 23,4%. El jueves, dicen, entra un concursante nuevo. Os lo dejo ya a vosotros. O podríais verme como Saza en ‘Amanece que no es poco’ gritando “¡yo no aguanto este sindiós!” y disparando cuando veía que el sol salía por el lado contrario.  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook