Blog 
El Candelabro
RSS - Blog de Nieves Jiménez

El autor

Blog El Candelabro - Nieves Jiménez

Nieves Jiménez

Comentaré, cada semana, las revistas del corazón, destacando lo más relevante, lo más curioso o las declaraciones más histriónicas con un punto de ironía. A menudo, lo más destacado no será lo que muestren en portada. Lo mejor está donde menos lo esperas.

Sobre este blog de Gente

El corazón es uno de los géneros que sigue, aún, manteniendo más el interés. Sólo hay que observar como los programas de televisión no desaparecen y algunas radios le dedican tertulias, tanto en la programación de noche como de día y durante una hora. Las revistas han gozado de mala reputación. Sie...


Archivo

  • 26
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mentiras y Gordas

     

    Es abrir el ¡Hola! esta semana y entrarte unas ganas locas de gritar “¡vivan los novios!” sin parar. Qué de comprometidos, qué de anillos, qué de bodas…qué leches está pasando que no me he enterado yo del virus este. Yo conocía lo del virus FIFA pero este desparrame de diamantes y volantes blancos…bueno, miento, van en camisón. Una: Olivia de Borbón. Currículum: Conocida porque estuvo saliendo con un hijo de Palomo Linares. ¡Hola! la ha mandado a la India para que su novio le pida la mano allá. Para que no pudiera huir a su casa corriendo, sería. Al novio no se le ocurre otra cosa que vendar los ojos a la víctima de cupido al salir del hotel. Vendados, sí. Ese vendaje da un componente masoquista tremebundo. Como si no fuera suficiente el trance que se le avecina. Estupor.  En vez de ir en calesa, como en las bodas de los toreros nuestros, Olivia, -a la que vemos durante seis páginas (¿a quién le interesa Olivia de Borbón?)-,  llegó en elefante, haciéndose los dichosos selfies y con la mirada en lontananza con el Taj Majal de fondo. Una novia de cuarenta años vestida como una adolescente. Y qué precoces ellos. Tan sólo llevan saliendo siete meses. Qué tierno todo. Es todo tan tierno que dan ganas de gomitar. Tengo ambustia, como dice Cristina Tárrega.  
    Dos: la que fuera última novia de George Clooney. Acabó su historia con el actor y dos meses después ya se ha casado. Mira, ésta ha sido más precoz que la Borbón. George Clooney es ese tipo ideal para muchas. Las deja colocadas...con otro. Cuanta fémina con la mano en el pecho esta semana. Ponte anillo ya si eso. Lo que echo en falta es la llorera esa de la emoción. Ni que te pidieran la mano todos los días. Ninguna llora. Ah…que se les corre el rímel. Cualquiera va a pensar que está todo pelín preparado. Ahora mismo os escribo, con tanto destello de pedrusco de pedida, cegada de amor pero no como La Cubana , más bien con los ojos vueltos hacia arriba como cuando Belén Esteban pone los ojos en blanco. Tanto anillo de golpe habrá que leerlo entre renglones torcidos. Yo es que cuando me hablan de anillos y pedidas de mano se me viene a la cabeza aquel episodio de Falcon Crest cuando Maggie Gioberti se tira a la piscina a rescatar el juguete de un niño y se ahoga porque se le engancha el anillo, que le acababa de entregar Richard Channing, en la rejilla. Qué cosa más absurda y triste, la Virgen. Ay. Pero para qué vas a ser negativa, mujer, bastante negatividad tiene ya la vida que es una mierda, que decía Eva Hache.
     
    Aunque, en realidad, lo que se está quedando es una época y una tarde perfecta para hablar de lo que realmente nos importa en estos días tan primaverales: las alergias, las comuniones,  el cambio de hora y las dietas. Un deja vù en bucle. Después de las bodas que se nos echan encima… el tema recurrente es Terelu.  Mejor dicho, el contorno michelinizado de Terelu. Con muy mala leche, Diez Minutos se ha convertido en El Sastrecillo Valiente y dice que “luce explosiva tras adelgazar”. Esto parece ya el título de la película ‘Mentiras y gordas’, de la exministra Sinde. Como decía Calderón de la Barca, “fingimos lo que somos, seamos lo que fingimos”. Ahora practica boxeo. Pobre del que le vuelva a decir que sigue gorda. La veo, con los guantes, como Serena Williams cuando amenazó a una juez de línea después de pitarle una falta de pie en un saque. Se fue para ella, como un toro, gritándole “¡juro por Dios que voy a coger esta bola y te la voy a hacer tragar, ¿me entiendes? Lo juro por Dios!”. Glup. Ni en ‘Apocalípticos e integrados’, de Umberto Eco. Mujer, joven y ‘poetisa’ esta tenista, una combinación altamente explosiva, por lo que se ve. Pero, a lo que vamos. Terelu se está sometiendo a una, llámalo, operación bikini. Las revistas han encontrado un filón con la hija de la Campos. Pensarán, hablemos de gordas que siempre será mejor que hablar del Gobierno. Menos mal que no la ve Karl Lagerfeld que le soltaría aquello que le espetó a Adele, “está un poco demasiado gorda pero tiene una voz divina”. Terelu ha sido pillada paseando por la calle. Vamos, lo normal. De compras. A trotecito lento recorre el paseo, como cantaba María Dolores Pradera, sin cuidado, con minifalda, con las lorzas desbordantes, agitada y mezclada, entre cremalleras a punto de estallar y lentejuelas. Yo creo que esos cinco gramos que se ha quitado son los que ponía cada tarde con los atracones a jamón que se daba en Sálvame. Pues, en vista de que le cuesta adelgazar, yo de ella me reiría de jauja y me montaba un Movimiento Al Derecho A La Grasa. O, si está tan empeñada, que le pregunte al ministro Morenés, que se ha quitado quince kilos, en cuatro meses, con la acupuntura. De todas formas, el amor continúa en su vida de la mano del piloto. Según las revistas, si te llevan al Bernabéu, a ver la Champions, en dos ocasiones eso es amor. Un carrusel de emociones lo de esta Terelu.
    Pero, como os decía, el tema kilos a tutiplén es recurrente esta semana. Cristina Tárrega se dice a ella misma y mirando a la cámara muy fijamente, “no estoy gorda, soy de hueso pesado y tengo la espalda grande. Suerte que tengo la cintura pequeña y no tengo barriga”. Como decía Risto Mejide, qué malo es no tener amigos…y, añado yo, ni espejos en casa.  Que tiene que venir Norma Duval, en Diez Minutos, a poner cordura, “ya no me veo con minifalda” y eso que ella puede presumir de tipazo a su edad.
    Por supuesto, la muerte de Adolfo Suárez ocupa gran parte de las publicaciones. Os recomiendo que compréis ¡Hola! y lo guardéis en casa. El archivo fotográfico-histórico de la revista es impagable. Digno de tener en la biblioteca, reitero.    
    Curiosidades: Eva González se come con la mirada a Jordi Cruz pero ellos siguen negando que haya algo entre ellos. Ahora se han ido a tomarse un relaxing cup of café. Que no lo digo yo, que lo dice la revista, “un relajante café”.  Y la imagen de Enrique Ponce, postrado en la cama tras la tremenda cogida que sufrió recientemente, con una cara como la del Cristo de Mena y con un costurón en la clavícula que agárrate los machos.  Luego dicen los antitaurinos que los toros están indefensos…
    Seguidme en Twitter  @NievesjemezB  , me ayudará a sobrellevar la ausencia de un ¡Hola! hasta la semana que viene
    ¡Gracias mil!

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook