Blog 
El Candelabro
RSS - Blog de Nieves Jiménez

El autor

Blog El Candelabro - Nieves Jiménez

Nieves Jiménez

Comentaré, cada semana, las revistas del corazón, destacando lo más relevante, lo más curioso o las declaraciones más histriónicas con un punto de ironía. A menudo, lo más destacado no será lo que muestren en portada. Lo mejor está donde menos lo esperas.

Sobre este blog de Gente

El corazón es uno de los géneros que sigue, aún, manteniendo más el interés. Sólo hay que observar como los programas de televisión no desaparecen y algunas radios le dedican tertulias, tanto en la programación de noche como de día y durante una hora. Las revistas han gozado de mala reputación. Sie...


Archivo

  • 22
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Lo que cunde merendar

       Las revistas del corazón, de esta semana, son más prescindibles que el pequeño Nicolás moviéndose por España. Una semana más, y con un hondo pesar, tengo que decir que aportan poco o nada al guirigay formado en el panorama nacional. Seguimos con cero novedades pero, eso sí, muchos eufemismos. Como es habitual, por otra parte.

       La portada de ¡Hola! se la lleva, una vez más y no me pregunten por qué, Terelu Campos que ha vuelto como las golondrinas en su balcón sus nidos a colgar. Pues eso, nos ha colgado su nuevo nido a tutiplén, sin remilgos. La hija de Mª Teresa, esa que nos machaca poniéndose pudorosa a la hora de mostrar su vida privada, cambia radicalmente cuando Sánchez Junco le hace una llamada. Su intimidad, entonces, es sinónimo del clin clin de una caja registradora. Terelu está siendo poseída por tan altas cotas de divismo que está dejando en mínimos a los tenistas españoles. Divos, esa nueva profesión. Terelu sigue igual: insustancial, anodina, prescindible, incolora e insípida además de igual de rotunda en masa corporal. Otro 10 para el escultor que ha tenido que tallar, a base de Photoshop, el cuerpo de la presentadora, unos diez kilos menos que cuando aparece en televisión. En argumentaciones, más de lo mismo. Aburriendo y durmiendo hasta al borreguito de Norit. ¿La exclusiva? casa nueva, novio nuevo y, supongo que, robot de cocina nuevo. Un tríplex. Ni apartamento ni dúplex, tríplex. Ya, tríplex voltereta y tirabuzón. Lo más interesante que nos cuenta es que su novio ha dejado ya el cepillo de dientes en el casoplón a la vez que nos aclara que tiene dos cuartos de baño, uno de hombre y otro de mujer. Realmente, el reportaje es un acicalado catálogo de El Corte Inglés o de un Ikea cualquiera. Yo creo que cuando Chelo García Cortés terminó de preguntar lo mismo de siempre llegaron los camiones de los grandes almacenes y se lo llevaron todo. Esa casa es imposible para una colaboradora de televisión (o para una persona con buen gusto). El 80% tiene que ser de atrezzo. Y si esa casa es cierta, me pido ir a merendar cada tarde a Sálvame. Lo que cunde merendar en ese plató. Viendo el resultado, compruebas que llegas más lejos haciendo el lila que llevando a cabo correctamente tu trabajo. El reportaje, sin duda, es un sobrado estudio sociológico y antropológico ideal para comprender mejor la España en la que nos encontramos.
       También puede pasar perfectamente por un catálogo de una inmobiliaria, sólo hay que ver el titular: ‘Terelu nos abre las puertas de su nuevo y espectacular tríplex, con piscina privada’. Si esto no es vender una casa…Con cada pie de foto, con cada respuesta, te dan ganas de editar un nuevo ‘Así habló Zaratustra’. O, más bien, ZaraJimmyChoo. En una de las imágenes, Terelu aparece rodeada de zapatos de ese diseñador a lo Imelda Marcos. Horrorosos peep-toes todos.  Y, por supuesto, entre los portarretratos destaca uno, en grande, en el que aparece saludando al Rey Juan Carlos. Como decían en Euronews y el entrenador John Toshack, No comment. Otras protagonistas de ¡Hola! son la reina Letizia, de incógnito por Madrid, -vamos, como todos los días-, y destacando que siempre lleva dos móviles, algo que ya sabíamos. Madre mía, imaginaos, si ya nos dejamos olvidado un móvil que sería de nosotros con dos. Y Marina Castaño. Marina Castaño, que me da mucho miedo. Siempre está enfadada y no sonríe en ninguna foto. Menuda  mala leche saca porque tiene que pagarle al hijo de Cela dos terceras partes de la herencia: “No es la primera vez que se traiciona la voluntad de un muerto”, dice. Virgen Santa, qué declaración.
       Por su parte, en Lecturas, aunque no os lo creáis, Concha Velasco nos cuenta su vida y su amor con Paco Marsó. ¡Sí, otra vez! Pero con pasajes inéditos hasta ahora nunca contados. Ya. Amigos, la novedad radica en que nos lo acaba de contar en un libro que, próximamente, estará en las mejores librerías del ramo. Ah, y ojo, cuidao, que David Bustamante nos amenaza con cantar ópera!
       Y novias que preparáis vuestra boda, no hagáis como las famosas.  Después del coñacer de recorrido prenupcial y postnupcial que sufrimos con Olivia de Borbón ahora comienzan los de Helen Lindes y Alba Carrillo, del divo Feliciano López. Esta semana, Helen contando, de arriba a abajo, cómo será su boda. Por supuesto, ha contratado a una wedding planner. Algún día estallará la burbuja de las wedding planner y ya verás. Pobre Rudy Fernández, qué pocas sorpresas se va a llevar en ese día tan especial (¿?). Menudo croquis le está haciendo la modelo.
       Y nada más reseñable en el panorama rosa patrio. Por cierto, ¿a quién le interesa Natalia Verbeke? ¿Por qué nos cuentan tanto que se iba a casar y que su boda se ha ido al traste? ¿Quién es Natalia Verbeke?   En fin…si gustáis, nos seguimos leyendo en Twitter @NievesJemezB

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook