Blog 
El Candelabro
RSS - Blog de Nieves Jiménez

El autor

Blog El Candelabro - Nieves Jiménez

Nieves Jiménez

Comentaré, cada semana, las revistas del corazón, destacando lo más relevante, lo más curioso o las declaraciones más histriónicas con un punto de ironía. A menudo, lo más destacado no será lo que muestren en portada. Lo mejor está donde menos lo esperas.

Sobre este blog de Gente

El corazón es uno de los géneros que sigue, aún, manteniendo más el interés. Sólo hay que observar como los programas de televisión no desaparecen y algunas radios le dedican tertulias, tanto en la programación de noche como de día y durante una hora. Las revistas han gozado de mala reputación. Sie...


Archivo

  • 03
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El infierno son los otros

     

       Los jueves, milagro, como la película de Berlanga. Pero no, hoy es miércoles, que es cuando salen las revistas del corazón a los quioscos. Os aviso de que el tema cuerpazos en bikini por fin va decayendo de las páginas. Que yo ya veía, como el niño de El Sexto Sentido, cuerpos Danone por todas partes como a Bustamante y Paula Echevarría pegados a esas gafas de espejo de colores. El último retal que les quedaba era, por lo visto, Lydia Bosch que sale en la portada de Diez Minutos. Fin verano, fin petardas en bikini. ¡Viva! La nostalgia no es lo que era, que dijo Simone Signoret. El muestrario de naderías, en las publicaciones rosas, sigue impresionante como antes del bochornoso estío. Venga, al lío, que la frivolidad está infravalorada y una vez a la semana tampoco hace daño.
       El comité de bienvenida, tras el verano, lo copan Terelu y sus omnipresentes lentejuelas de colores (“abanicos de colores parecen sus patas”, que cantaban Los Centellas en su El toro y la Luna); Tamara Falcó y Dios; George Clooney, que esta fatalísimo de la espalda y los Jolie-Pitt dándose el Sí, quiero. No sé qué tipos de pecados estamos pagando para tener que soportar estos temazos, os lo digo de verdad. Ya empezamos mal con el titular de Lecturas: “Terelu, explosiva”. Que ya te retraes a la hora de abrir la revista. A Terelu y su estilismo temo más que a un nublao.  Por otra parte, hay que tener mala leche para poner ese titular. Pero ya sabemos que no es amor, precisamente, lo que le tiene Lecturas a la hija de la Campos. Terelu sigue hecha un fenómeno paranormal: Horrendamente vestida y desagradablemente calzada. Yo es que no puedo, mira que lo intento, pero no puedo. La presentadora (¿?) celebra su 49 cumpleaños e invita a su actual y al ex. Porque ella es así de globalizadora. Lecturas en su cruzada “no vamos a dejar una foto sin cachondearnos de la hija de María Teresa” la ‘saca’ en apuros, en el momento en que Carlos Pombo (su ex) acude solícito a reparar el vestido que, por lo visto, no cerraba bien…Me voy a callar. Por cierto, a ver si hacemos un crowdfunding de esos para Shakira, que la pobre no tiene para camisetas y las lleva rotas, agujereadas, que parece que la van a entrevistar para Callejeros.  Por si no teníamos bastante con los pantalones rotos de Letizia.
       Y se nos viene la dupla, amigos. Cayetano Rivera y Eva González se han convertido en los nuevos Casillas-Sara. Él, con bermudas vaqueras y zapatillas en chanclas, la besa apasionadamente y ella se deja querer, toda lánguida,  vistiendo en agosto con jersey de manga larga. El horror. Se reproducen por esporas.
       Y el universo ¡Hola! Después de cargar, por las calles, con los diez kilos que pesa esta semana, he llegado a la conclusión de que Mango y El Corte Inglés son los que cortan el bacalao en este país…sólo 5 revistas , 5, esta semana en el paquete con las nuevas temporadas de moda otoño-invierno. Tuve que tomarme un zumo de naranja con vitaminas tras el esfuerzo del cargamento, no os digo más. Y ¿todo para qué? para ver, otra vez, el horripilante, que me ha gustado entre cero y nada,  vestido de Angelina Jolie que ya habíamos criticado el día anterior. Un poquito de imaginación, ¡Hola! por favor. ¿Qué nos interesan los Jolie-Pitt a nosotros? ¿Y por qué os asustáis tanto del vestido de Jolie, desde cuándo ha ido bien vestida Angelina? El día que ¡Hola! haga la ruta de las bodas terroríficas…ese día.
       ¡Hola! es pudorosa y casta. ¿Recordáis esas fotos, que todos hemos visto, de la reina Letizia con una camiseta que transparentaba el sujetador? ¡Hola! ha decidido que la camiseta era más tupida que la barba del Chacho Rodríguez y le han dado un brochazo de Photoshop para oscurecerla. Ni rastro de sujetador. Exteriormente, claro, interiormente supongo que lo seguiría llevando. Del Rey mejor ni hablamos, supongo que en Jockey no le dejarán entrar  a comer con esas indumentarias. Además de la corbata, para el derecho de admisión, tendrán que darle unos pantalones en condiciones. Yo no sé quién le compra esos vaqueros extratalla grande y las camisas por fuera…pero la Reina marca tendencia y, como no, Sara Carbonero ya se ha enfundado los pantalones roídos de Letizia. Rippered los llaman, otra idiotez como lo de Runner. Con lo fácil que es decir descosidos y destrozados. Y feos.
       La verdad es que el arranque de temporada de ¡Hola! es un poco “dejaos ya de enseñar carnes y centraos ya, impuros”. Entre la boda de Angelina y las declaraciones de Tamara Falcó... ¿quién se acuerda del bikini a estas alturas? Dejaos del enlace absurdo JoliePitt que, por cierto, lo más destacado no es el vestido, es el making off del que mi critica es un pfffffff…ríete tú de la de Julio Iglesias con Miranda en Conil de la Frontera. Para empezar, el que ofició la ceremonia parece Günter  Grass. Y las caras de los peques, alucinando cuando los padres se miran y se besan…todo es amor. Con un poco de azúcar, que cantaba Mary Poppins.   Dejaos bodas, reitero, e id a lo interesante, tierno y genial: nuestra Tamara. Tamara Falcó, Tamara al natural. Os habéis empeñado en que lo natural es bueno y no sé yo…Tamara aparece con una manta de invierno por encima y hablando de Dios. Y dejando caer confesiones como “doy gracias a Dios por el privilegio de tener la posibilidad de poder disfrutar de hoteles de lujo y de trajes de alta costura porque me fascina, pero también tengo otras muchas inquietudes”.  Ahora, guapa sale un rato. El reportaje es en su ático, sobre esos muebles de la terraza que tiene oxidados pero que dicen los expertos que es lo más cool. Y con ropa de invierno, que no se nos haga tarde.  Por cierto, también lleva pantalones descosidos, roídos por los ratones. A esta chiquilla se le pasa el arroz, ya veréis. Las preguntas del periodista son de una enjundia que te dejan epatada:
    -“Eres un rato simpática, Tamara”
     –“Intento hacer un esfuerzo por ser simpática con todo el mundo”
       Las respuestas no se quedan atrás, como veis.   Lo que está claro es que ella es muy de autoreflexionarse, de las que se autodeja superencantada consigo misma. Por cierto, que ha construido una plataforma en Internet, una especie de blog dice, para compartir sensaciones acerca de Dios, la religión…: “Lo que más me preocupa es lograr expresarme de una forma singularmente bella”. Está tardando en subirlo a la Red. Aquí su humilde lectora, desde ya.
       Y Antonio Banderas que va de la manita con una holandesa, asesora de inversiones; aquí hay rollo.  Y Luis Medina que va hecho un esperpento y que se habla con su quincuagésima rollo. Ahora va detrás de la ex del futbolista Rafael  van Der Vaart por Ibiza. Si ella ha soportado más de una hora las camisas y los pantalones ridículos que lleva el hijo de Naty Abascal puede ser cierto que haya algo entre ellos. Y George Clooney que, antes de casarse, nos cuenta que está malfatal de la espalda, a pique de irse al otro barrio. No le arriendo la ganancia a la novia. Qué vejez más mala le espera. Pero qué bien lo disimula el jodío. Ya sabemos todas que aunque, Clooney, se tire una lata de callos por la cabeza le quedará bien igualmente.
       Y esto es un resumen de lo que dan de sí las revistas del cuore. Tranquilos, el infierno son los otros, que decía Sartre.
    Nos seguimos leyendo en Twitter  @NievesJemezB

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook