Blog 
El Candelabro
RSS - Blog de Nieves Jiménez

El autor

Blog El Candelabro - Nieves Jiménez

Nieves Jiménez

Comentaré, cada semana, las revistas del corazón, destacando lo más relevante, lo más curioso o las declaraciones más histriónicas con un punto de ironía. A menudo, lo más destacado no será lo que muestren en portada. Lo mejor está donde menos lo esperas.

Sobre este blog de Gente

El corazón es uno de los géneros que sigue, aún, manteniendo más el interés. Sólo hay que observar como los programas de televisión no desaparecen y algunas radios le dedican tertulias, tanto en la programación de noche como de día y durante una hora. Las revistas han gozado de mala reputación. Sie...


Archivo

  • 02
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Como de 25 años y 500 liftings encima

     

    No os equivoquéis. Esta semana  ¡Hola! viene de un molón y vintage  importante. Sólo por el trasiego que se llevan, en un maravilloso Fiat Autobianchi Abarth del ‘78 descapotable, los Andrea Casiraghi, Tatiana Santo Domingo  y Sasha junto a Carolina de Mónaco con Alexandra de Hannover para el bautizo de Raphäel , hijo de Carlota, ya merece la pena ir al quiosco.  No os suena nadie de los que os he nombrado, ¿verdad?  Ay.
    La portada de ¡Hola! es la que no me hace mucha gracia. Leer que Isabel Preysler hace mis labores de entrevistadora contra Sarah Jessica Parker y me quita el pan de mis hijos, que no tengo, no me entusiasma. Pero dedíquese a lo suyo, sea lo que sea. Es en la gala que todos los años celebra Porcelanosa, en el Castillo de Windsor, con el príncipe Charles como anfitrión. Es la cumbre de la belleza Preysler y Sarah Jessica con 25 años y 500 liftings encima. En un angustioso decorado de flores, de un barroquismo cruel, entre candelabros y cortinajes, se mezclan personajes asilvestrados como las féminas Preysler, la figura de Lladró llamada Amaia Salamanca, Julio José Iglesias o Alfonso Díez, sin Cayetana de Alba, entre tanta loba…una magnífica ocasión para comprobar la veracidad de la frase de Hardy Amies, vestirse es sobre todo disfrazarse. Y constreñidas a base de ballenas (paradójico, verdad?)  en los escotes, como decía Larra en relación al talle, “la gran moda es estar muy oprimido, tan estrecho que apenas se pueda respirar”. Unas conversaciones ideales se tuvieron que mantener allí, las justas para matar las pocas neuronas que acogen. Por cierto, no sé si sabéis que, hasta hace poco, -igggnoro si sigue la costumbre-, si visitabas Porcelanosa en su natalidad, te regalaban al salir una foto firmada de Isabel. Precioso.
    Qué bodegón sin carisma. La belleza será convulsa o no será nada, decía Andrè Breton. Qué grande ser la Preysler, aparecer cada día con esa cara a lo clown. Ahora que, del pelo frito cogido con una pinza, ‘decoloreado’,  de Sarah se habla poco. Y se habla poco de los destellos cegadores que desprende cada foto de Isabel y Sarah. En interrogatorios policiales no se usa ni la milésima parte de lo que ¡Hola! gasta para iluminar el rostro de la Preysler. Que la Policía lo tenga en cuenta, con esos focos canta hasta Urdangarín. Una luz que ilumina, que canta Marta Sánchez, también con los dientes resplandecientes. Aparte de dejarlas photoshopeadas las dejan cegatas del cerebro porque Sarah Jessica de todos los Santos dice cosas como: “Envejecer no me asusta, simplemente ocurre. No quiero parecer una lunática”. Y “No tengo una relación febril con la moda, simplemente desempeña un papel en mi vida”. Está medio locatis, ¿sí o no? Ya lo decía Stephen Jones, la moda es “una forma maravillosa de decir mentiras”. Y todas que seguro han desayunado Fairy, libres de grasa. Que si queréis hacer gimnasia, ya os dejaba yo a mis sobrinos en el parque una tarde, os hinchabais a correr del estrés, por Dios.
    Las parches, ahí, siempre son Ana Boyer y Tamara , que van por lo que van. Ahora, yo soy fan de Tamara, que no me la despeine nadie.  Con su Holy History, “me voy de misionera a África,  allí te das cuenta de que Dios está con los que sufren”. Deberíamos llamarla ya Hermana Tamara o Sor Tamara. No ha caído en la máxima de Aldous Huxley, el que guarda silencio no declara contra sí mismo. Y digo Sor Tamara también porque, en Lecturas, la vemos emulando a Sor Citröen. Es maravillosa. Tras hacer la compra salió acompañada del chico del súper al que premió con 50 euracos de propina. ¿Es o no fantástica?
    Y nuevo episodio de la serie ‘Terelu, adelgaza o revienta’. Menuda terrorífica publicidad le está haciendo al gimnasio. Ella va pasear el macuto ese que lleva, a mí que no me digan. Sale y entra a diario y está con la misma figura. Misterios. Y, por favor, que alguien le diga que crezca. Que lo mismo está besándose con el ex que con el novio nuevo. Y ahora me tacharéis de antigua, os veo venir. Dicen que hay unas fotos vetadas de Terelu llorando. Nos roban fotos.
    Apuntes por los que no debéis perderos las cuatro revistas de la semana: Penélope Cruz olvida la alfombra roja de los Óscars y ha dado rienda suelta a su barriga en bañador, en Diez Minutos. Una cosa que no nos importa pero alivia bastante a las demás mortales. El terrorífico reportaje, de pesadilla, en Semana, de Raquel Mosquera con su nuevo novio, también nigeriano como el desastroso Tony Anikpe. No aprende. La pastillita, Raquel.  El detallazo del Rey Juan Carlos que se va de cena, elegantísmo con su chaqueta y su pantalón de vestir elegante, y se planta el cinturón texano de marras, aquel que le regaló Corinna. La sutileza de los mensajes de amor de la realeza. Y la Reina Letizia, que no se quita los peep-toes. Que no veo yo muy allá unos peep-toes, enseñando los deditos, para que te reciba el Papa, por muy moderno que sea Francisco.
    Y atención que cuando el ¡Hola! suena…es  que no da puntada sin hilo: María Teresa Campos pillada del brazo con Bigote Arrocet. No sé qué es peor, si lo de la Mosquera o esto. ¿Le hará Bigote aquello del “Piticlín, piticlín…”, del Un, Dos, Tres…? creo que el infiermo debe ser más agradable que asistir a esa escena. 
    ¿Y Borja Thyssen no estaba enfadado con su madre? Porque para irse a veranear a la casa que la Baronesa tiene en la Costa Brava y navegar en el Mata Mua, para eso sí se reconcilia, no? Y parecía tonto cuando lo compramos en el pueblo…
    Y, ojo, dentro de ¡Hola! va incluido un catálogo del Lidl. Yo no sé dónde vamos a llegar…
    Y una cosa muy necesaria para la sociedad actual es que yo os deje ya por hoy y me vaya a otras cosas. Os espero en  @NievesJemezB

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook